Cuatro homicidios en Nuevo León

viernes, 15 de abril de 2011

MONTERREY, N.L., 15 de abril (apro).- En dos enfrentamientos diferentes, cuatro personas murieron esta mañana en Nuevo León.

En Montemorelos, a las 06:00, soldados marcaron el alto a los ocupantes de tres coches que circulaban por la colonia Ladrillera.

Los primeros reportes indican que sobre la calle Artículo 27, los tripulantes de los automóviles agredieron a los soldados. Durante el tiroteo, que duró aproximadamente diez minutos, fueron muertos los tres ocupantes de los vehículos.

Los militares aseguraron siete armas largas y rescataron a una persona que estaba encajuelada en uno de los coches.

El rescatado era un comerciante de esa localidad quien había sido privado de su libertad el jueves.

En Guadalupe, a las 10 de la mañana, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones atendieron una denuncia anónima y encontraron el cadáver de un hombre que presentaba impactos de bala y muestras de tortura. El cuerpo estaba en el río Santa Catarina, a un costado del bulevard Miguel de la Madrid.

La víctima, de entre 25 y 30 años de edad, tenía las manos atadas a la espalda.

En otro hecho, se informó que en la carretera Monterrey-Reynosa, hombres armados se llevaron dos cadáveres que estaban tirados en la franja de acotación de la vía, a la altura del kilómetro 52+300, en Cadereyta.

Extraoficialmente, se mencionó que a las 08:00 horas fueron encontrados los cuerpos que se llevaron los ocupantes de varias camionetas.

En el lugar quedaron prendas de vestir ensangrenatadas.

No hay una versión oficial de estos hechos.

Aparte, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) identificó como policía municipal de San Nicolás a uno de los tres hombres que fueron asesinados junto a su madre en la colonia Francisco Villa.

Jorge Domene Zambrano, vocero de seguridad estatal, confirmó que el agente muerto era Víctor Manuel Martínez Cabello, quien fue asesinado con sus hermanos Ángel y José Luis, y su madre Yolanda Cabello Lara.

Otro hermano, Mario Alberto, convalece en estado grave. No se ha determinado quién era la quinta víctima de la ejecución.

El vocero señaló que el homicidio múltiple pudo derivarse de una venganza o de un involucramiento del agente en cuestiones criminales.

Dijo que la investigación no ha arrojado si los demás familiares baleados eran inocentes.

Estas muertes fueron parte de la racha sangrienta que se vivió en Nuevo León, donde 13 personas fueron asesinadas.

Comentarios