"Ingenuo creer que el repliegue militar frenará la violencia": Calderón

viernes, 15 de abril de 2011

MÉXICO, D.F. 15 de abril (apro).- El presidente Felipe Calderón calificó de ingenuos a quienes creen que el repliegue militar disminuirá la violencia en México.
    “Es ingenuo pensar que la solución a la violencia en el país radica en la salida falsa de negociar o claudicar con los delincuentes, porque eso sería darles licencia para matar”, dijo el Ejecutivo al tomar protesta al consejo directivo de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar).
    En defensa de su política de seguridad, luego de mencionar los asesinatos de migrantes en San Fernando, Tamaulipas, y el homicidio de “los jóvenes en el estado de Morelos”, Calderón volvió a la carga contra sus críticos.
“Esos actos criminales nos recuerdan que la violencia que tanto indigna y tanto entristece a los mexicanos es originada por ellos. La violencia es originada por la acción de la delincuencia y por la barbarie a la que ha llegado la delincuencia.
“Esa violencia es la que asesinó a los jóvenes en Morelos. Es la que secuestró y asesinó a los migrantes de Tamaulipas. Y es erróneo pensar que esa violencia va a desaparecer, como algunos  sugieren, si el gobierno simplemente dobla las manos y deja  de actuar en contra de los criminales. Qué ingenuo”, sentenció.
      Contrario a ello, dijo, “el repliegue del gobierno federal, que está enfrentando directamente a los criminales, significaría darles el paso franco y licencia para matar a esos delincuentes y a esos asesinos”.
    De acuerdo con Calderón, él está abierto al dialogo “para ajustar lo que se tenga que ajustar”, pero rechazó el repliegue de las tropas.
    El pasado martes 12, en Torreón, Coahuila, el Ejecutivo dijo que el “¡Ya basta!” debe ser contra los criminales, y hoy insistió que “los verdaderos enemigos de México son los criminales”.
    Como ha ocurrido en los últimos 10 días, Calderón llamó a la sociedad a reconstruirse y fomentar los valores, luego de lo cual afirmó que su gobierno también trabaja para construir más oportunidades para la población. Y de inmediato revirtió el reclamo que la sociedad civil le ha hecho, sobre todo a partir de la marcha a la que convocó el poeta Javier Sicilia tras el asesinato de su hijo Juan Francisco.
    “Ese debe ser esfuerzo del gobierno, pero también esfuerzo compartido por la sociedad. Por eso, estoy de acuerdo que debemos decir: ¡Ya basta! ¡Ya basta! a los criminales. ¡Ya basta! a los enemigos de México.
“Debemos decir también: ¡Ya basta! a quienes optan por la inacción, por la apatía o por la indolencia. Debemos decir ¡Ya basta! a las autoridades y políticos que se escudan en un doble discurso y no cumplen su labor.
“Debemos decir ¡Ya basta! a quienes pretenden aprovechar el dolor de las víctimas para alimentar sus intereses, de cualquier índole, o a quienes quieren ver a México dividido y por ello no descansan, sembrando el encono, el miedo, la duda o el odio entre los mexicanos”, puntualizó.
    Y subrayó que lo ocurrido en Tamaulipas y Morelos ha manchado de sangre a la sociedad de manera intolerable; además, pidió reconocer que en la delincuencia común, que no es de su competencia, también se afecta a los ciudadanos.

Iniciativas tardías
Las criticas al presidente Felipe Calderón por su política de seguridad han incluido, desde hace cuatro años, el señalamiento de no atacar las estructuras financieras y las redes de complicidad política, en virtud de que se ha limitado a mantener de manera permanente a las Fuerzas Armadas en las calles, donde más de 36 mil personas han muerto en lo que va de su gobierno.
    Hasta hoy, casi por concluir el periodo ordinario de sesiones, el mandatario envió una iniciativa al Senado de la República, para que se sancione a quienes premeditadamente o no colaboren con la delincuencia organizada.
    Según Calderón, con la medida –que pretende crear las figuras de “confabulación” y “facilitación delictiva”– se pretende sancionar a empresas o bancos que se beneficien de actividades delictivas.
    Cuestionada por legisladores del PRI y el PRD, la iniciativa fue turnada a las comisiones de Justicia y Estudios Legislativos, aunque el presidente de la primera, Alejandro González Alcocer, advirtió que será difícil que se dictamine en el actual período de sesiones, que concluirá el próximo sábado 30.
    Ayer, Felipe Calderón envió otra iniciativa, ésta a la Cámara de Diputados, para reformar el marco legislativo en materia penitenciaria, pero, igual que el proyecto enviado hoy, el tiempo no alcanzará para que se discuta ni para que se lleve al pleno, debido a los tiempos del periodo legislativo.

Comentarios