Gobierno federal y estatal, corresponsables de la muerte de líder ecologista: PRD

miércoles, 20 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 20 de abril (apro).- El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRD responsabilizó a los gobiernos federal y estatal del homicidio del líder ecologista Javier Torres Cruz, por no haber acatado la encomienda de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de otorgarle medidas cautelares a él y a su familia.
Luego de condenar “el artero” asesinato de Torres Cruz, ayer en la comunidad Puerto La Mosca, municipio de Petatlán, Guerrero, el CEN del PRD, a través del secretariado nacional, exigió “la inmediata investigación de los hechos para que sean castigados los culpables materiales e intelectuales del asesinato”.
Asimismo, demandó al gobierno de Felipe Calderón garantizar la integridad física y psicológica de los familiares de Torres Cruz y de todos los integrantes de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Benítez (OCESP), de la que era miembro el líder asesinado.
    El 3 de diciembre de 2008, Torres Cruz fue detenido por soldados del 19 Batallón de Infantería al mando de un militar identificado como “el mayor Palma”, quienes lo entregaron a un grupo paramilitar al servicio del excacique Rogaciano Alba, exalcalde de Petatlán, detenido en Guadalajara, Jalisco en febrero de 2010.
    Durante 10 días el líder ecologista fue torturado, pero logró escapar y contar su historia. Rogaciano Alba no fue citado a declarar, pese a que desde el 2001, había hostigado y amenazado a Torres Cruz porque éste lo acusó de ser el autor intelectual del homicidio de la activista Digna Ochoa.
Desde entonces él y su familia empezaron a sufrir persecuciones, acoso, amenazas, incursiones militares y del grupo armado al servicio del cacique Rogaciano Alba.
Por esos hechos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recomendó al Estado Mexicano otorgarle a Javier Torres Cruz y a su familia, medidas cautelares para proteger su integridad; sin embargo, ni el gobierno de Guerrero ni el federal acataron la encomienda.
     En un comunicado, el secretariado nacional del PRD señaló que el asesinato de Torres Cruz, de 30 años, no es un hecho aislado porque no es el único miembro de la OCESP que ha sido asesinado, torturado, desaparecido o encarcelado por defender los bosques y manifestarse contra la tala indiscriminada de árboles, y lamentó que de nada han servido las denuncias interpuestas ante las autoridades estatales ni los cambios de gobierno. Los últimos seis años Guerrero ha sido gobernado por el PRD.
     “El principal cacique de la región, Rogaciano Alba Álvarez, desde los años 90’s emprendió una feroz persecución en contra de los ecologistas de Petatlán, Guerrero. La respuesta del gobierno, siempre ha sido la persecución en contra de los ecologistas, en vez de enviar inspectores forestales que pedían los campesinos, el gobierno federal envió tropas del Ejército, con el pretexto de que los ecologistas tenían relación con grupos armados guerrilleros”, añadió.
    Entre los ecologistas que han sufrido el hostigamiento de los gobiernos, tanto federal como estatal, destacan Felipe Arreaga Sánchez, Rodolfo Montiel y Teodoro García, quienes ilegalmente fueron encarcelados.