Investigará CNDH agresión contra dos menores en retén de Chihuahua

miércoles, 20 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 20 de abril (apro).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) investigará la agresión contra dos menores de 15 años de edad, ocurrida en un retén policial instalado en el municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua.
    En un comunicado, el organismo informó que envió visitadores adjuntos y un perito médico para evaluar las lesiones causadas a los menores agredidos, uno de ellos con heridas graves.
    Sin mencionar los nombres de los jóvenes atacados, la CNDH destacó que los hechos ocurrieron el viernes 8 de abril, alrededor de las 21:00 en inmediaciones de un retén conformado por autoridades locales y federales ubicado en la carretera Cuauhtémoc—Chihuahua.
    De acuerdo con los datos difundidos por el organismo, los integrantes del retén “dispararon a los menores cuando supuestamente ignoraron las indicaciones de hacer alto”.
    La CNDH señaló que “la lucha contra el crimen organizado no debe ser pretexto para que se violenten los derechos humanos”, por lo cual, anunció que formalizó “solicitudes de información a diversas autoridades federales, estatales y municipales, con el fin de recabar mayores elementos de prueba que permitan acreditar los agravios denunciados por familiares de los menores de edad”.
    Según las primeras versiones de los hechos publicados en El Diario de Chihuahua, el pasado 9 de abril, los sobrevivientes, dos adolescentes de 15 años de edad, y testigos señalan a miembros del Ejército Mexicano como presuntos responsables de la agresión.
    De acuerdo con el diario, Leonel Carrillo Pérez, acompañado de otro jovencito, del que no se proporcionó su nombre, manejaba una camioneta tipo Cherokee por la carretera Cuauhtémoc-Chihuahua; de lejos advirtió movilización de tropas y de agentes de la Policía Federal por lo que pretendía regresar.
    Carrillo Pérez no pudo concretar la maniobra: soldados del retén dispararon a la camioneta.
    El joven recibió dos impactos uno en el brazo derecho, y otro bajo la tetilla de ese mismo lado, que le perforó el hígado, el pulmón y el bazo.
    Según la versión del Diario de Chihuahua, los testigos de los hechos aseguraron que los jóvenes gritaban que eran estudiantes mientras los soldados rociaban el vehículo de balas. “No conformes con haber disparado en contra de los adolescentes, los militares los bajaron a golpes de la camioneta patearon en el suelo al menor baleado”, agregó el diario.
    Carrillo Pérez fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja quienes después lo trasladaron al hospital del ISSSTE en Cuauhtémoc; de ahí, a la ciudad de Chihuahua, donde “permanece en estado crítico”.
     De acuerdo con las versiones periodísticas, pese a que la policía señala que los jóvenes fueron atacados cuando trataban de huir del retén, “los impactos que presenta Carrillo Pérez son de frente, uno a la altura del codo provocó que el brazo derecho casi quedara desprendido mientras que el segundo tiro entró debajo de la tetilla derecha perforando el pulmón, hígado y vaso (sanguíneo)”.

Comentarios