Incendios, narcopintas y una ejecución en Durango

jueves, 21 de abril de 2011

DURANGO, Dgo., 21 de abril (apro).- Tres residencias incendiadas, dos narcopintas y el homicidio de un custodio conforman el saldo violento del inicio del jueves en Durango.

Los incendios se registraron en dos fraccionamientos privados –Colinas de El Saltito y Residencial Santa Teresa—y en la colonia Jalisco.

Para detonarlos, miembros de un comando rociaron gasolina en el interior de los inmuebles y, desde afuera, iniciaron la quema con una antorcha. También se reportaron disparos de armas de fuego.

De acuerdo con los testimonios de vecinos, el primer incidente fue en el fraccionamiento Residencial Santa Teresa. Ahí, detonó una explosión de granada poco después de las 4 de la mañana; acto seguido se informó de las llamaradas.

La dirección reportada fue la esquina de Coliseo y Mayor. Los delincuentes sortearon la vigilancia privada del lugar.

Media hora después, con la misma mecánica, inició un segundo siniestro en la calle Zapopan de la Colonia Jalisco, a un par de kilómetros del primer punto. En este lugar, paramédicos de la Cruz Roja atendieron a una persona que fue hospitalizada con heridas de primer grado.

Esta casa era la única de las siniestradas en que había varias personas, que fueron obligadas a salir.

El tercer incendio provocado fue en Mimbres y Candela, del fraccionamiento Colinas de El Saltito. Los integrantes del comando rompieron un ventanal e ingresaron a rociar con combustible la vivienda; después le prendieron fuego.

Más tarde –poco después de las 7 de la mañana-- se reportó la aparición de dos narcopintas, una de ellas en el fraccionamiento Cima y la otra cerca del Hospital General de Alta Especialidad, al norte de la ciudad. Las autoridades cubrieron de inmediato el narcomensaje. No se informó de su contenido.

Minutos antes de las nueve de la mañana, un custodio del Centro de Reinserción Social número uno fue asesinado a tiros a bordo de su vehículo, un Neón color dorado.

El crimen ocurrió en la calle Talabarteros del fraccionamiento Fidel Velázquez II, al oriente de la ciudad. El fallecido fue identificado como Javier Enrique Flores Soto, de 25 años de edad.

Comentarios