Regresan a EU aviones apagaincendios

viernes, 22 de abril de 2011

MÉXICO, D.F. 22 de abril (apro).- Los aviones Hércules C-130 de Estados Unidos que ayudaron a sofocar los incendios en Coahuila, regresaron hoy a su país, informó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

A través de un comunicado, la dependencia dio a conocer que las aeronaves recibieron órdenes de regresar para sumarse al combate de los incendios forestales que se registran en Estados Unidos y amenazan con afectar poblaciones.

El retiro de los dos aviones Hércules C-130, de la Fuerza Aérea estadunidense fue anunciado al titular de Semarnat, Rafael Elvira Quezada, a través de un correo electrónico enviado por el embajador Carlos Pascual la tarde del jueves 21 de abril.

Los aviones iniciaron labores el pasado 18 de abril, lanzando descargas de químicos “retardantes” sobre los cerros El Bonito y La Sabina, incendiados desde hace más de un mes, donde se han consumido cerca de 200 mil hectáreas.

Las aeronaves llamaron la atención desde que se anunció su arribo por el hecho de que optaron por permanecer en la base aérea de Del Río, Texas, presuntamente por el temor de que el personal militar estadunidense quedara expuesto a la violencia del narcotráfico en la frontera.

De acuerdo con la Semarnat, en el cerro El Bonito, se ha logrado un control de 85% de las llamas, mientras que en La Sabina, apenas 65%.

Según la Semarnat, las acciones de los aviones Hércules C-130 permitieron que las brigadas terrestres avanzaran en la construcción de brechas que frenaran el avance del fuego.

En los incendios forestales que llevan más de un mes, el fuego desplazó fauna silvestre que ha regresado a las áreas desvastadas, por lo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), implementó un operativo especial para darles alimentos y agua. Inclusive, en estados próximos como Nuevo León, se instalaron centros de acopio de alimentos para los animales afectados.

El miércoles, una avioneta bajo control de Profepa inició el bombardeo de 2 toneladas de comida para los venados cola blanca, venados bura y osos negros, así como de decenas de especies, desplazadas de su hábitat y que han emprendido el regreso.

Los días 20 y 21 de abril pasados, la zona del incendio forestal registró lluvias que contribuyeron a disminuir la fuerza del fuego.

La zona de mayor afectación se ubica en el norte de Coahuila, en la convergencia de los municipios de Múzquiz, Ocampo y la fronteriza Ciudad Acuña.

Los incendios forestales se han expandido, e inclusive, afectan ya el Área Natural Protegida (ANP) de Maderas del Carmen, donde en la última semana el fuego consumió más de 17 mil hectáreas de pastizales y matorrales, afectando cerca del 10% de la zona protegida.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), declaró a Maderas del Carmen “Reserva de la Biosfera” en 2006, pues en la sierra habitan unas 70 especies de mamíferos y alrededor de 400 especies de aves.

Dicha ANP es una reserva ecológica internacional, pues forma parte del corredor biológico texano, Big Bend, parque nacional sujeto a protección de las leyes estadunidenses.