Rechaza Moreira ultimátum del PAN para aprobar la reforma laboral

lunes, 25 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 25 de abril (apro).- Humberto Moreira, líder nacional del PRI, rechazó el llamado de su homólogo del PAN, Gustavo Madero, de aprobar ya la reforma laboral, pues, a su juicio, la iniciativa actual no contempla las inquietudes de los sectores empresarial, obrero y ciudadano.

“No aceptamos un ultimátum así, es algo que no creemos que se debe de practicar en estos tiempos en el país. No pasa nada si nos esperamos unas semanas y proponemos una mejor reforma” con ayuda de expertos, sostuvo el líder priista.

El fin de semana pasado, Madero urgió al PRI a reflexionar para aprobar la reforma laboral antes de que concluya el actual periodo ordinario de sesiones de la Cámara de Diputados, el próximo 30 de abril.

Madero aseguró que con la reforma laboral se generarán 800 mil empleos anuales y mejorará en 10 posiciones el ranking mundial de competitividad económica que ocupa México.

Hoy, en conferencia de prensa, Moreira dijo que en unas semanas más podría aprobarse una reforma laboral con un mejor dictamen que el que se tiene actualmente.

“¿Por qué la insistencia de aprobar una reforma que no contempla las inquietudes de sectores empresariales, de obreros y de ciudadanos que expresaron su inquietud sobre el tema?”, cuestionó.

El líder priista indicó que no es posible que se quiera cerrar puertas y oídos a quienes quieren expresar una idea o una propuesta “¿qué hay detrás de esta prisa que no se quiere escuchar a la gente?, volvió a inquirir".

En rueda de prensa, el exgobernador coahuilense dijo que se adicionarán soluciones de fondo problemas que el gobierno federal “no quiere reconocer, aun cuando se trata de una realidad que afecta a todo el país”, por ejemplo, señaló, el hecho de que hay más de 40 millones de pobres en peligro de ingresar a las filas de la pobreza extrema.

“Cuarenta millones de mexicanos son vulnerables a cualquier vaivén de la economía. Se trata de personas que tienen un ingreso mensual de 1 mil 922 pesos con carencias educativas, de vivienda o servicios básicos.

“Sólo en este sector se ubican 35.2 millones de mexicanos, mientras que 4.8 millones no tendrían carencias sociales pero se ven amenazados por el alza en el precio de los alimentos, caída de salarios, desempleo o el incremento de los alimentos”, indicó.

Comentarios