Hallan a un guanajuatense entre las víctimas de San Fernando

miércoles, 27 de abril de 2011

LEÓN, Gto., 27 de abril (apro).- Un joven guanajuatense fue identificado entre los 183 cuerpos encontrados hasta el momento en las fosas clandestinas en Tamaulipas, y otros nueve figuran entre los 119 que han sido rescatados con vida luego de permanecer secuestrados en esa misma entidad.
    El cuerpo identificado corresponde a Eleazar Martínez Camacho, de 26 años, oriundo de La Zahúrda, una pequeña comunidad de Irapuato, municipio del centro del estado, informó en conferencia de prensa el procurador de Justicia de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre.
El funcionario  indicó que de los nueve guanajuatenses que figuran entre los dos grupos rescatados por las corporaciones policíacas en Tamaulipas, uno es originario de León, otro de Irapuato, uno más de San Francisco del Rincón, y seis de San Miguel de Allende y comunidades vecinas.
Ocho de ellos aparecieron entre el grupo de 61 personas rescatadas el 19 de abril en Reynosa, presuntamente secuestrados por el cártel del Golfo. Mientras que otro migrante fue hallado en otro grupo de 51 personas que fue liberado el martes, también en Reynosa.
La identidad del migrante irapuatense fallecido pudo ser confirmada por pruebas de dactiloscopía cotejadas por la Coordinación de Servicios Periciales de la dependencia, con las huellas que fueron proporcionadas por la PGR en la Ciudad de México, señaló Zamarripa Aguirre.
El funcionario explicó que el lunes 25, un grupo de expertos forenses encabezados por el coordinador del área, Luis Fernando Cuyás Martínez, viajaron a la Ciudad de México para intercambiar información sobre los cuerpos encontrados en las fosas de San Fernando, Tamaulipas, y la de 60 migrantes de varios municipios del estado, cuyas desapariciones ocurrieron entre el 22 y el 27 de marzo, y fueron denunciadas por sus familiares.
Según el procurador, se compartieron datos de dactiloscopía, señas particulares como tatuajes, perforaciones o cicatrices, de odontología y perfiles genéticos.
Sin embargo, dado que las huellas digitales permiten una identificación más rápida, se efectuó el cotejo de este material y se logró confirmar que una de las víctimas exhumadas de las fosas es un irapuatense que viajó al norte del país para cruzar a Estados Unidos, aparentemente con otros tres jóvenes de la misma localidad.
El testimonio de un familiar refiere que fue el “coyote” que los esperaba en Matamoros quien avisó que los jóvenes no habían llegado hasta la frontera. Del lado americano, un primo de Eleazar también se quedó esperándolos.
“Tenemos el compromiso de la PGR de que mañana se hará la entrega del cuerpo” para su traslado a la comunidad de donde es originario, trámite del cual se hará cargo el gobierno del estado, dijo Zamarripa, quien explicó que para este caso se formó una comisión especial del gabinete que es coordinada por los secretarios de Gobierno y Desarrollo Social y Humano.
Aunque el titular de esta última área –en la que se ubica la Dirección de Atención a Migrantes-, Miguel Márquez Márquez, se encuentra de viaje en China.
El procurador dijo desconocer si ya todos los nueve migrantes rescatados con vida regresaron a sus hogares. “No tenemos más detalles, apenas nos está entregando información la PGR”, alegó.
Aunque agregó que la Coordinación de Servicios Periciales recabó pruebas dactiloscópicas de otros 37 cuerpos que permanecen en el Distrito Federal, para trabajar en el cotejo de datos con las huellas recabadas en documentación de los migrantes desaparecidos, tales como licencias de conducir, actas del registro civil o cartas de antecedentes penales.

Comentarios