Mínima, la inversión gubernamental contra la violencia infantil: Unicef

jueves, 28 de abril de 2011 · 01:00

MÉXICO, DF, 28 de abril (apro).- La inversión pública en los programas destinados a combatir la violencia, abuso, explotación y discriminación en los niños mexicanos representó sólo 1% del total de recursos asignados en los últimos tres años, reveló Susana Sottoli, representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).
    Al presentar el informe Inversión pública en la infancia y adolescencia en México 2007-2010, la funcionaria señaló que de los 697 mil millones de pesos destinados a los menores de edad durante ese periodo, la mínima parte es para cuestiones relacionadas con la violencia.
    Advirtió que hay una “distribución desigual” en las diferentes áreas que deben tomarse en cuenta para garantizar de manera integral los derechos de los niños.
    Ante Margarita Zavala, presidenta del DIF Nacional, y Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, entre otros, Sottoli destacó: “Más allá del cuánto se invierte, se requiere no sólo mayor transparencia y rendición de cuentas, sino también una inversión estratégica que genere impacto y resultados, así como mayor nivel de precisión de lo invertido para cumplir con todos los derechos de los niños y niñas”.
Pese a que los 697 mil millones de pesos representan una tercera parte del gasto programable del gobierno federal o 6% del producto interno bruto (PIB), Sottoli hizo un llamado al gobierno a no escatimar los recursos destinados a la niñez, “pues es más rentable invertir en los primeros años de la vida de un ser humano, que en otras etapas”.
No obstante, el miércoles 27, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) informó que México e Israel son los países con la tasa más alta de pobreza infantil.
No sólo eso, México es el que destina el gasto más bajo para las familias con hijos; el que gasta menos en cada niño, para cada etapa de la infancia, pero su apoyo es “particularmente bajo, siete veces menor que el promedio de la OCDE”, en la primera infancia.
Según el informe presentado hoy en Palacio Nacional, los recursos destinados en 2010 a aspectos relacionados con el derecho a la supervivencia (salud, alimentación y nutrición) y los referentes al desarrollo (educación, deportes, urbanización y desarrollo regional) abarcaron 99% de los 697 mil millones de pesos.
Es decir, 8 de cada 10 pesos que se invierten en los niños del país son destinados a salud, alimentación y educación. En contraste, la mínima parte se destina a proteger otras garantías infantiles, como los actos contra abusos, violencia y explotación sexual.
Sin embargo, para Ernesto Cordero la cantidad invertida es aceptable, aunque reconoció que “probablemente no es suficiente”. El titular de Hacienda argumentó que “en ese tema nunca serán suficientes los recursos”.
    Incluso destacó que actualmente el país tiene mejores condiciones de vida que se reflejan en menores niveles de la tasa de mortandad infantil, bajas tasas de desnutrición y mayor cobertura en educación, respecto a años anteriores.
    Culminó que “México sigue en la trayectoria de crecimiento y estabilidad de precios, no hay duda de que tendremos un país próspero económica y socialmente, y podremos vivir mejor”, tal como se publicita en el slogan del gobierno federal.

Comentarios