Durarán cuatro días los festejos por la beatificación de Juan Pablo II

martes, 5 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 5 de abril (apro).- La beatificación del Papa, Juan Pablo II, que se realizará el próximo 1 de mayo, incluirá cuatro días de festejos religiosos, informó hoy la oficina de prensa de la Santa Sede, durante la presentación del programa de dichas festividades.

En rueda de prensa, el cardenal Agostino Vallini, vicario general de la Diócesis de Roma, informó que estos festejos harán “hincapié en la riqueza de la personalidad del nuevo beato, y en el impacto de su pontificado en el mundo”.

Según este programa, las actividades iniciarán el 29 de abril, día en que se trasladarán los restos de Juan Pablo II a las grutas vaticanas, para ser colocados cerca de la tumba de San Pedro.

El 30 de abril habrá una solemne procesión en El Vaticano, la cual será encabezada por representantes de todas las parroquias y capellanías de la Diócesis de Roma.

Asimismo, darán su testimonio algunos religiosos que tuvieron cercanía con el nuevo beato, como el cardenal Stanislaw Dziwisz, quien fue su secretario particular, y Joaquín Navarro-Valls, su vocero. Hablará también la monja francesa Marie Simon-Pierre, quien fue curada del mal de Parkinson gracias a un milagro que le concedió Juan Pablo II y que sirvió de aval para la beatificación.

Ese mismo día se realizará, de manera simultánea, el rezo del rosario en cinco santuarios marianos de distintas partes del mundo, los cuales tendrán conexión directa: El santuario de Santa María de Guadalupe, en México; el de Agniewniki, en Cracovia; el de Kawekamo-Bugando, en Tanzania; el de Nuestra Señora de Líbano, en Líbano; y en el Santuario de Fátima, en Portugal. El Papa Benedicto XVI presidirá el rosario desde El Vaticano.

El domingo 1 de mayo, se llevará a cabo finalmente la ceremonia de beatificación, en la Plaza de San Pedro, en Roma. El ritual será encabezado por Benedicto XVI. En la liturgia está incluido el rezo Corona de la Divina Misericordia, muy apreciado por el nuevo beato. También se incluirá el canto Jezu ufam tobie. En la misa se leerán los textos del domingo de la Octava Pascua. Se pronunciará la fórmula de beatificación, al descubrirse un tapiz con la imagen del beato.

Finalmente, el lunes 2 de mayo, en la misma Plaza de San Pedro, habrá una misa presidida por el secretario de Estado de El Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone. Esta celebración será animada por el Coro de la Diócesis de Roma y por el Coro de Varsovia, así como por la Orquesta Sinfónica de Wadowice, Polonia.

Así, con estas celebraciones litúrgicas, se iniciará formalmente el culto al Papa Juan Pablo II, a quien sólo le faltará la canonización para convertirse en santo.

Comentarios