Preocupa a EU el poder alcanzado por los cárteles mexicanos

martes, 5 de abril de 2011 · 01:00

MÉXICO, D.F., 5 de abril (apro).- La administradora general de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, Michele Leonhart, admitió hoy que en el gobierno en su país existe una enorme preocupación por el crecimiento y el gran poder alcanzados por los cárteles mexicanos, pese a la “guerra sin tregua” que, dijo, ha emprendido el gobierno de Felipe Calderón contra la delincuencia organizada.

 “Siempre nos ha preocupado el poder de los cárteles mexicanos y estamos haciendo todo lo que podamos para desarticular ese poder”, dijo Leonhart durante la inauguración de la 28 Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC), que se realiza en Cancún, Quintana Roo.

En conferencia de prensa posterior, Leonhart aseguró que los cárteles mexicanos han tomado el control total del trasiego y distribución de drogas en ese país.

El comando de control de esa actividad, dijo, "no está en Estados Unidos, sino en México", y desde este país, aclaró, se controlan las rutas internas de distribución en cientos de ciudades estadunidenses..

"Los cárteles se relacionan con pandillas y otros grupos, pero el comando central está en los cárteles mexicanos, no hay cárteles específicos en Estados Unidos", puntualizó al funcionaria.

Además, añadió  que la colaboración bilateral en materia de combate al crimen se encuentra en un nivel sin precedentes, pese al asesinato del agente aduanal de EU, Jaime Zapata, ocurrido en febrero pasado, y la controversia generada por la operación Rápido y Furioso.

El narcotráfico, agregó, es un fenómeno que no reconoce fronteras, y por ello los gobiernos deben trabajar unidos contra las organizaciones del narcotráfico, con acciones coordinadas, intercambio de información e inteligencia.

Al respecto, manifestó que la DEA “ya viene colaborando con sus colegas mexicanos desde hace más o menos 40 años y, como mencioné, nuestra sociedad, nuestra relación está más fuerte que nunca, y no hay realmente una necesidad de algún acuerdo nuevo para la cooperación”.

Según la funcionaria, "estamos trabajando muy de cerca con México, compartimos información sobre narcotraficantes, tenemos una cooperación sin precedentes. Tenemos una misma visión sobre el futuro y esa visión compartida va seguir".

El embajador de EU en México, Carlos Pascual, secundó a Leonhart al asegurar que existe una fuerte cooperación entre las autoridades de los dos países.

“Estamos trabajando juntos y determinando papeles y responsabilidades para enfrentar a los cárteles en los dos frentes: en México para detener la violencia, y en Estados Unidos para detener el flujo de drogas, dinero y armas”, puntualizó.

Según Pascual, la actividad conjunta con autoridades mexicanas “está ayudando a hacer arrestos en Estados Unidos, llevamos más de 500 arrestos de la organización de La Familia Michoacana, y también nos ha permitido rastrear armas y dinero”

Durante su participación en la IDEC, Pascual confió que “en México la impunidad será cosa del pasado”, al mejorar la aplicación de la ley e invertir en la preparación y capacitación de los cuerpos policiacos y fiscalías.

El diplomático explicó que las organizaciones criminales trasnacionales son negocios sofisticados que se aprovechan de la apertura que provee la economía global, y utilizan complejas redes de personas, herramientas y tecnología para encontrar clientes para las drogas ilegales.

Aquí en México, dijo, “estas organizaciones están causando estragos en calles y ciudades a lo largo de las rutas de tráfico hacia Estados Unidos. Conforme se pelean entre ellos por participar en el mercado, dejan un rastro de cuerpos atrás, asesinando a sus rivales en una muestra sin precedentes de la violencia criminal, pero es el efecto que tiene en estas comunidades, en la gente común que vive ahí, que es más desalentadora”.

Y admitió que Estados Unidos es corresponsable de la violencia que azota a muchas comunidades mexicanas. “La mayor parte de las drogas son consumidas en Estados Unidos, generando enormes flujos de efectivo que permiten a las organizaciones criminales trasnacionales operar”, reconoció.

Tras ello, pidió reconocer “el valor y sacrificios hechos cada día por las fuerzas de seguridad mexicanas” para enfrentar a las organizaciones criminales trasnacionales.

 

La lucha contra el narco no ha sido fácil: Poiré

 

Durante su participación en el encuentro internacional, al que asisten más de 120 países, el  secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, defendió la actual estrategia anticrimen; sostuvo que es integral y coherente.

No obstante, reconoció que el combate al crimen organizado que emprendió el presidente Felipe Calderón al iniciar su mandato ha sido duro y costoso por las vidas humanas que se han perdido y los recursos económicos que se han gastado.

"No ha sido, y lo sabemos muy bien los mexicanos, una lucha fácil, ha sido una lucha dura, una lucha que ha llevado tiempo, ha sido una lucha que seguirá llevando esfuerzos muy importantes por parte de todas las autoridades y, lamentablemente, también ha significado sufrimiento para muchas personas en el territorio nacional", dijo.

Según Poiré, el gobierno federal ha debilitado profundamente a las organizaciones criminales, aunque reconoció que las autoridades no deben cejar en su esfuerzo de actuar con mayor celeridad.

"Ya está lográndose en algunas zonas del país la reducción de la violencia, la reducción del secuestro, la extorsión”, y también “la construcción de una paz auténtica, de una seguridad auténtica basada en el imperio de la ley. Está absolutamente claro que la alternativa (no) sería dejar a la población a merced de los criminales", señaló.

Al hacer un balance de los resultados del gobierno de Felipe Calderón en lo que va del sexenio, destacó el aseguramiento de 8 mil 630 toneladas de mariguana, 24.2 toneladas de metanfetaminas, 471.3 millones de dólares, 47 mil 490 vehículos, 501 aeronaves, 10.6 millones de municiones, 11 mil 849 granadas, y 102 mil armas de fuego.

Además, informó que el presupuesto federal para combatir la inseguridad prácticamente se duplicó en la actual administración, al pasar de 60 mil millones de pesos invertidos en 2006, a 128 mil millones de pesos autorizados para 2011.

Antes de la participación de secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, el titular de la SSP, Genaro García Luna, demandó considerar los compromisos que tomen en cuenta las transformaciones de los mercados de las drogas, así como la creciente articulación del crimen organizado con el hampa común a nivel local.

Al asumir la presidencia de la IDEC, García Luna pidió enfatizar en el intercambio de inteligencia operativa, empleando los sistemas tecnológicos de vanguardia ya desarrollados, como “el combate al flujo ilegal de armas y el lavado de activos; la adopción de prácticas exitosas para la capacitación de policías y fiscales, y el combate a la violencia generada por la interacción entre la delincuencia organizada y el hampa local”.

El titular de la SSP también demandó una construcción conjunta de indicadores de resultados con criterios homologados para cada una de las etapas del narcotráfico, consumo, producción y distribución de drogas.

Comentarios