El narco mexicano ya opera en África, alerta Colombia

miércoles, 6 de abril de 2011

CANCÚN, Q. Roo, 6 de abril (apro).- El director de la Policía Nacional de Colombia, Adolfo Naranjo Trujillo, consideró que la cooperación entre México, Estados Unidos y Colombia está cerrando el paso a los cárteles, lo que se están viendo obligados a buscar nuevas rutas para sus operaciones.

Estas acciones, sostuvo, están ejerciendo sobre los narcotraficantes una presión de efecto tenaza, que los ha llevado hasta África, lo que se ha visto con la detención de criminales mexicanos en Sierra Leona.

En el marco de la XXVIII Conferencia Internacional para el Control de Drogas (IDEC, por sus siglas en inglés), que se realiza en este centro turístico, el funcionario colombiano destacó que para que el combate que se libra contra el narcotráfico sea efectivo, se necesita romper la estructura mafiosa basada en lealtades criminales.

Naranjo Trujillo resaltó que los grandes capos no son invulnerables, y cuando se golpea al jefe de un cártel, este se fragmenta y debilita.

 Resaltó que en Colombia se ha detenido a más de mil grandes narcotraficantes por lo que, aseguró, los cárteles en ese país atraviesan por el "peor momento de su historia".

 Asimismo, ponderó que “gracias a México” se ha neutralizado a 20 grandes capos de la droga, por lo que calificó como un "esfuerzo sin precedentes en el Continente Americano" la lucha del gobierno mexicano contra el narcotráfico.

 Mencionó que la cooperación México-Estados Unidos-Colombia ha permitido asestar duros golpes a los cárteles mexicanos.

 Detalló que recientemente, en el marco de la Operación Frontera, se desarticuló y se detuvo a los integrantes de una red de pilotos privados y financistas que movilizaban cocaína entre las tres naciones, acciones que también llevaron al decomiso de 100 millones de dólares confiscados a los hermanos Cifuentes, vinculados directamente con Joaquín El Chapo Guzmán Loera y Los Zetas.

 Argumentó que un síntoma de que la batalla contra el narcotráfico está rindiendo frutos es que cada vez hay menos disponibilidad de drogas, y añadió que de acuerdo a un estudio aplicado en 38 ciudades de Estados Unidos, el precio de la cocaína se ha incrementado ciento por ciento y la pureza del estupefaciente ha disminuido entre 39 y 43%.

 No obstante, expreso su preocupación por el hecho de que los países caribeños estén siendo utilizados como “depósitos de droga”.

 Naranjo Trujillo también reconoció la labor de los periodistas mexicanos que durante la batalla contra el narcotráfico han denunciado a los narcotraficantes y contribuido con ello a la captura de algunos criminales.

 “Nos sentimos muy orgullosos de los periodistas mexicanos”, expresó.

 Desde aquí también lanzó un llamado a los jóvenes para no dejarse seducir por la aparente vida "exitosa" de los narcotraficantes.

“Es necesario que la juventud se dé cuenta de que los narcotraficantes son delincuentes, que promueven antivalores”, advirtió.

 Por último, pidió que no se estigmatice a los ciudadanos de aquellos lugares donde el narcotráfico tiene sus principales bastiones.

En su intervención en el evento --en el que participan representantes gubernamentales de 103 naciones--, el secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, destacó que los cárteles han desplazado sus operaciones a Centroamérica, particularmente al Triángulo Norte, conformado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

 

Zetas nutren sus filas con exkaibiles, confirma Guatemala

 

Autoridades guatemaltecas confirmaron que el cártel mexicano de Los Zetas recluta --por 5 mil dólares-- a exmilitares de elite, conocidos como kaibiles.

En el marco de la IDEC, el viceministro de Seguridad de Guatemala, Mario Castañeda, dijo que las autoridades de su país han detenido a por lo menos seis exkaibiles vinculados con Los Zetas, uno de los más violentos cárteles mexicanos de las drogas que ha expandido sus operaciones hacia Centroamérica.

En rueda de prensa, el funcionario dijo que han detectado que ex kaibiles reciben adiestramiento con Los Zetas en territorio guatemalteco.

Desde el 2005, las autoridades mexicanas han dicho que Los Zetas habían reclutado exkaibiles, soldados entrenados en operaciones de contrainsurgencia, para que se sumaran a las bandas delincuenciales en México.

Castañeda refirió que las autoridades de su país también investigan a militares guatemaltecos por sus posibles ligas en el robo de armas que terminan en poder de grupos del narcotráfico. “Hemos documentado por lo menos tres robos gubernamentales de armas”, detalló.

Dijo que en algunas operaciones contra grupos criminales han encontrado algunas armas que habían sido robadas de destacamentos castrenses, que se supone tienen los mayores controles de seguridad, por lo que se investiga “para determinar la posible participación de militares en robo y distribución'' de armamento.

“No es tan fácil robarse 100 o 200 fusiles'', señaló.

El gobierno de Guatemala decomisó en 2009 un arsenal, que incluía 563 granadas y casi 4 mil balas, perteneciente a Los Zetas. Entonces las autoridades dijeron que habían sido robadas a la industria militar guatemalteca.

Castañeda dijo que además de Los Zetas se ha detectado la presencia del cártel de Sinaloa, uno de los grupos más poderosos del narcotráfico en México.

Refirió que se han localizado campos de entrenamiento dentro de fincas, algunas en la zona fronteriza con México y Honduras.

Guatemala ha dicho que los éxitos del combate al narcotráfico en México han llevado a los cárteles a utilizar su territorio, lo cual se ha traducido también en enfrentamientos y asesinatos no vistos anteriormente.

Castañeda mencionó que han tenido casos de cuerpos mutilados con mensajes escritos presuntamente por Los Zetas; cadáveres colgados de puentes, e incluso incursiones de flotillas de hasta 25 vehículos blindados.

“Esa violencia no la teníamos anteriormente'', dijo.

Guatemala ha detenido a varios presuntos narcotraficantes de Los Zetas, incluido el mexicano Daniel Pérez Rojas, El Cachetes, arrestado en 2008 y recientemente condenado a prisión por la justicia guatemalteca.

Castañeda señaló que la violencia se incrementó desde la incursión en Guatemala de El Cachetes, señalado de ser enviado para asesinar en el 2008 a Juan José León Ardón, considerado entonces como uno de los barones locales de la droga, y así apoderarse del control del narcotráfico.

La presencia de los cárteles mexicanos en Guatemala, en particular Los Zetas, llevó al gobierno centroamericano a imponer a finales de 2010 un estado de sitio en el departamento de Alta Verapaz, en el norte del país y cerca de la frontera con México

 

Alistan Centro Regional de Inteligencia

 

El viceministro de Seguridad de Honduras, Armando Calidoneo, reveló que los representantes de los países centroamericanos analizan la propuesta de instituir un centro regional de inteligencia para el intercambio de información sobre las operaciones de los cárteles del narcotráfico.

En conferencia de prensa, dijo que ese centro de inteligencia regional “es fundamental” para estrechar la coordinación y optimizar la capacidad operativa de los gobiernos de la región en el combate al narcotráfico.

Comentarios