"No toleraré desviaciones en la PGR", advierte Marisela Morales

jueves, 7 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 7 de abril (apro).- Marisela Morales, quien hoy tomó posesión como titular de la Procuraduría General de la República (PGR), advirtió que no tolerará “desviaciones de conducta que comprometan la imagen de la institución, y anunció que fortalecerá la Subprocuraduría de Investigación Especial en Delincuencia Organizada (SIEDO) para combatir de manera eficaz al crimen.

En su primer mensaje como procuradora general, Morales Ibáñez dijo que quienes incurren en esas “desviaciones de conducta”, traicionan a la patria.

Durante su mensaje, que fue transmitido simultáneamente a todas las delegaciones de la PGR en el país, Morales subrayó que dará continuidad a la “operación limpieza” que ella misma encabezó en 2008.

Advirtió también que romperá “inercias que encubren la ineficiencia, la desviación de conductas y la corrupción”

"Será con nuestro trabajo como lograremos que los distintos grupos sociales comprendan mejor las funciones que cumple la dependencia, a fin de ganar más confianza y reposicionar a la PGR ante la opinión pública", destacó.

Atestiguaron el mensaje representantes del Consejo de Participación Ciudadana de la PGR, de la Secretaría de Marina, de la Defensa Nacional, de Hacienda y Crédito Público, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y de la embajada de Estados Unidos.

Para acabar con esas inercias, abundó la procuradora, “será necesario restablecer mística, principios, valores y disciplina en el nuevo esquema” de la PGR.

“Definiremos protocolos de actuación, mecanismos de control e indicadores de desempeño para garantizar eficacia y eficiencia. Aplicaremos la evaluación de la confianza como sinónimo de permanencia", sentenció.

"Será con nuestro trabajo como lograremos que los distintos grupos sociales comprendan mejor las funciones que cumple la dependencia, a fin de ganar más confianza y reposicionar a la PGR ante la opinión pública" agregó.

La política del Estado mexicano, enfatizó, coloca al combate a la delincuencia organizada como una tarea de la más alta prioridad, e instruyó a reforzar la estructura de la SIEDO, con el propósito de mejorar su capacidad de respuesta ante este fenómeno delictivo.

Finalmente, señaló que su actuación en la PGR y de la gente a su cargo, estará “apegado a derecho y regido estrictamente por la Ley. No tendremos desviación alguna”.

Comentarios