Católicos corresponsabilizan a Calderón de matanza de migrantes en Tamaulipas

viernes, 8 de abril de 2011

PUEBLA, Pue., 8 de abril (apro).- La organización católica de apoyo a los migrantes denominada Dimensión Pastoral de la Movilidad Humana (DPMH) acusó al gobierno del presidente Felipe Calderón de ser corresponsable, por omisión, de la matanza de migrantes registrada en el ejido La Joya de San Fernando, en Tamaulipas.

En un comunicado, la DPMH sostuvo que esta nueva masacre, descubierta esta semana en Tamaulipas, con saldo de 72 muertos, pone en evidencia que el secuestro de indocumentados “no depende de su nacionalidad o condición migratoria, sino que está afectando a la población mexicana que intenta migrar hacia Estados Unidos o que es repatriada”.

“Señalamos como responsable de estos hechos al Estado por su omisión y no sólo a la delincuencia organizada”, subrayaron los defensores de migrantes, quienes también criticaron el comunicado de prensa emitido por la Presidencia, el 6 de abril, en relación con esos hechos.

“La DPMH considera que las condenas no son suficientes, pues además es necesario que las autoridades cumplan y hagan cumplir la ley”, reclamaron.

“El día de hoy vemos con tristeza que ante esta nueva masacre la respuesta gubernamental fue negarle a las víctimas la condición de migrantes”, deploró la DPMH.

Luego sostuvo que “en fechas recientes denunciamos ante las autoridades el secuestro de migrantes mexicanos en esta zona, en condiciones similares a lo padecido por indocumentados de otras nacionalidades”.

Asimismo, “documentamos casos de personas mexicanas repatriadas de Estados Unidos que estaban siendo extorsionadas por policías municipales de los estados fronterizos, agredidas por la delincuencia común y secuestradas por la delincuencia organizada”, se destaca en el comunicado.

Desde entonces, recordó, se le exigió al gobierno mexicano atender el secuestro de migrantes a través de políticas de prevención, promoción de la denuncia, investigación de los hechos, combate a la corrupción y atención integral a las víctimas. “Y no a través de operativos migratorios o negando la realidad”.

Comentarios