La Crítica de Teatro Hoy

viernes, 8 de abril de 2011

MÉXICO D.F., 6 de abril (apro).- El papel de la crítica teatral en la actualidad, el valor que se le da a la crítica en los medios de comunicación, sus perspectivas, su especialización y su influencia en la construcción de opinión y en la formación de nuevos públicos, son algunos de los temas que fueron abordados en la mesa redonda La Crítica de Teatro Hoy .Una Reflexión Necesaria, organizada por la Secretaría de Cultura del Distrito Federal para celebrar el Día Mundial del Teatro.

Los reconocidos especialistas: Estela Leñero (Proceso), Luz Emilia Aguilar Zínser (Excélsior), Tomás Urtusástegui (Asociación Mexicana de Críticos de Teatro), Jaime Chabaud (Milenio) y Miguel Ángel Quemain (La Jornada Semanal), moderados por Elena Cepeda de León, secretaria de Cultura del Distrito Federal, fueron los encargados de desglosar diferentes aspectos relacionados con la crítica teatral en México.

Elena Cepeda dijo que una de las intenciones de este encuentro es reflexionar sobre los mecanismos y estrategias que han dado a la crítica teatral herramientas para sobrevivir en este siglo XXI, donde la información rápida importa más que el análisis.

Estela Leñero destacó los muy diversos puntos de vista que la crítica profesional puede aportar en torno al hecho escénico, para enriquecer la percepción que el espectador tiene de un espectáculo teatral. Aseguró que la dinámica del teatro contemporáneo implica para la crítica teatral una constante actualización.

“No es posible nombrar con la terminología del pasado el fenómeno escénico de hoy, la dificultad del analista es grande pues el movimiento en el teatro es dialéctico. Ceñirse al análisis semiológico para abordar la puesta en escena corre el riesgo de esquematizar fondo y contenido, significado y significante”, puntualizó Leñero.

En opinión de Urtusástegui, la crítica debe enfocarse en los espectáculos profesionales, que son la minoría en el espectro teatral mexicano. Dentro de los profesionales --dijo-- están aquellos que hace el llamado “teatro comercial”; los menos hacen un teatro serio que busca nuevas formas.

A este último grupo --consideró Urgtusástegui-- es al que van encaminadas la mayoría de las críticas, y todo lo demás desaparece, lo cual desde su punto de vista no es justo, porque quienes más necesitan de la crítica son los grupos independientes y amateurs.

Jaime Chabaud reflexionó acerca del papel de los medios de comunicación en la vida de los mexicanos y el lugar que ocupa la cultura en ellos. Aseguró que actualmente la nómina de los suscriptores de los diarios es ínfima: “Dudosamente se lee un periódico y más dudosamente se lee una sección cultural.”

Chabaud manifestó su preocupación por el estrechamiento que han venido sufriendo las secciones culturales de los periódicos:

“Dentro de este catastrófico panorama, donde los espacios para la cultura se han reducido, el papel de la crítica siempre ha sido de quinta, desde el aprecio que los editores le tienen al teatro”, expresó Chabaud.

Para Luz Emilia Aguilar Zinser, la crítica de teatro hoy en día enfrenta muchos retos, porque la sociedad misma está en un proceso de cambio enorme.

“Hoy como nunca --expresó el director de Paso de Gato-- la definición de qué es y qué no es teatro se ha puesto en perspectiva, en el límite con otras artes.

“Precisamente una de las definiciones básicas de cuál puede ser la función de un crítico es poner en perspectiva, y lo que da esa perspectiva es el conocimiento no sólo del teatro sino de la sociedad en la que se está moviendo”, agregó Aguilar Zinser.

Comentarios