Violencia deja 11 muertos

viernes, 8 de abril de 2011

MÉXICO, DF, 8 de abril (apro).- Al menos 11 personas perdieron la vida en cuatro entidades del país en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado.

 En el estado de Guerrero, cuatro miembros de una familia fueron ejecutados con rifles AK-47 y AR-15 en la comunidad de Santa Anita, municipio de Copanatoyac, en la zona de La Montaña.

Según versiones policiales, un comando llegó hasta su domicilio para ejecutarlos.

Las víctimas fueron identificadas como Constancio León Silva, de 55 años; Isidra Cayetano Silva, de 60, y sus hijos Eugenia e Hilario, de 26 y 28 años de edad.

Un día antes fue acribillado en el poblado de Potoichán, del mismo municipio, el exalcalde Entervio Reyes Bello.

En Ciudad del Carmen, Campeche, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) localizó esta madrugada un par de cadáveres de presuntos narcomenudistas que fueron abandonados en la zona roja, con un mensaje de advertencia para las autoridades.

Los cuerpos fueron encontrados a las cuatro de la mañana de este viernes, tras un aviso que recibió el centro de atención a emergencias, a unos metros de la palapa de Petróleos Mexicanos.

Junto a los cadáveres se encontró un pedazo de cartón en el que, escrita con bolígrafo, fue dejada esta advertencia: “Esto le va a pasar a los chapulines y autoridades”.

Los restos presuntamente corresponden a Pablo Reyes Rodríguez e Ignacio Mendoza Vázquez, quienes poco antes fueron sustraídos de sus respectivos domicilios por comandos de sicarios encapuchados.

De acuerdo con los primeros resultados de la necropsia, los dos hombres fueron decapitados en vida.

Por otra parte, en Durango, dos empleados de una tienda Oxxo fueron asesinados por desconocidos a la altura del kilómetro 74 de la carretera estatal Nuevo Ideal-Santiago Papasquiaro.

Según las autoridades, Sergio Luis Herrera Huerta, de 20 años, y José Hernández Barrientos, de 28, viajaban a bordo de un vehículo tipo Tsuru, propiedad de la citada empresa, cuando algunos sujetos con rifles en la mano les salieron al paso y los obligaron a detenerse.

 Los llevaron a través de una vereda hasta un punto donde se encontraban plagiadas dos personas más, que lograron escapar después de que los delincuentes ejecutaron a los dos jóvenes.

En Gómez Palacio, Carlos Eduardo Cerda Martínez, de 18 años, interno del Centro de Reinserción Social 2, fue encontrado muerto en su celda. Estaba colgado del cuello con una bufanda.

El primo delincuente había ingresado al penal en octubre del año pasado por robo a casa habitación; las autoridades no han definido si su muerte se debió a un asesinato o si fue suicidio.

Y en Oaxaca, con el mensaje, “Esto le va a pasar a todos los que apoyan o se crean Zetas”, fue localizado hoy el comprador de piña Rubén Ríos Cruz, quien fue ejecutado en el municipio de Loma Bonita, confirmó la PGJE.

Los hechos fueron reportados alrededor de las 12:30 horas por el personal de Transito del Estado, al tener conocimiento que frente al domicilio ubicado en la calle Frank Peter 6, de la colonia Infonavit Refugio, exactamente frente a la tienda de abarrotes El Limoncito, fue acribillado Rubén Ríos Cruz, de 42 años.

Comentarios