Las campañas electorales, un "gran estercolero": exauditor superior de la Federación

sábado, 9 de abril de 2011

ZACATECAS, ZAC., 10 de abril (Proceso).- El exauditor superior de la Federación Arturo González de Aragón lanza su propio “¡ya basta!” ante el dispendio de los partidos políticos, que es posible por la excepción legal que impide fiscalizarlos y también por las omisiones del Instituto Federal Electoral (IFE) en materia de transparencia.

Asegura que todavía hay tiempo para que el Congreso legisle y proteja las campañas electorales. De lo contrario, advierte, quedará el riesgo de que entren recursos ilícitos y en 2012 se viva una contienda presidencial marcada por la corrupción o el narco.

Dos de los puntos que debería tener esa protección, sugiere González de Aragón, serían alinear el calendario electoral y reducir a la mitad las prerrogativas que se entregan a los partidos para sus campañas.

Respecto a la eventual intromisión financiera del narco en estas últimas, dice en entrevista con Proceso: “Es muy delicado especular sobre esto, pero la realidad es que si no hacemos totalmente transparentes los recursos de las campañas, por supuesto que se corre ese riesgo”.

González de Aragón citó las irregularidades de las campañas electorales de 2009 y 2010 en las que, dijo, abundaron aspirantes acusados de nexos con la delincuencia, grabaciones ilegales, manipulación de encuestas y padrones electorales, compra de votos, chantajes y hasta el asesinato de un candidato: el tamaulipeco Rodolfo Torre Cantú.

Este es un adelanto del número 1797 de Proceso, ya en circulación.

Comentarios