Calderón presume Ley Antimonopolios, anuncia venta de bonos de Pemex y defiende guerra antinarco

martes, 10 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 10 de mayo (apro).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa abrió hoy un abanico de temas polémicos, en relación con el sector energético, los monopolios y su guerra contra el narcotráfico, durante la gira de trabajo que realiza en Estados Unidos.
    Calderón defendió hoy en varias oportunidades su política de seguridad y rechazó las críticas que se le han hecho en la materia, en el contexto de la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad.
    Temprano, la cadena televisiva Bloomberg, presentó una entrevista en la que Calderón repitió lo que ha sostenido en discursos y entrevistas televisivas en México, en el sentido de que, más allá de críticas, espera propuestas para cambiar la estrategia que mantiene su gobierno.
    Luego, reunido con asociaciones de hispanos neoyorquinos, el mandatario mexicano fue increpado por el dirigente de la Asociación de Migrantes Tepeyac, Joel Magallón, quien le reprochó que hubiera enarbolado la bandera del empleo, pero finalmente quedó sólo la de la guerra contra el narcotráfico, la cual, aseguró el líder migrante, no ganará.
    El mandatario reaccionó rechazando que enarbole una guerra, dijo que procura enfrentar, más allá del narcotráfico, a la delincuencia que operaba en México con total impunidad. Entonces, criticó de manera implícita, la incursión de Estados Unidos en Irak.
     “No se trata de ir a Irak y mandar a soldados a cientos de miles de kilómetros de distancia a pelear por una causa de quién sabe cuál sea su justificación. Es nuestra tierra, es nuestra gente, son nuestras familias y nuestro deber es defenderlas”, dijo.
    En cuanto al tema migratorio, Calderón hizo un reconocimiento al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por la postura que asumió, en El Paso Texas, en la materia.
    Aunque el mexicano admitió que se trata de un tema complicado en el Congreso estadunidense, sostuvo que Obama hizo bien en destacar las ventajas de un acuerdo migratorio para los norteamericanos.

Venta de acciones y Slim
En la entrevista con Bloomberg, se abrió una fuerte polémica en materia energética, pues en un primer momento, la televisora difundió que Calderón había anunciado que se vendían acciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) y que promovería una nueva reforma energética en materia petrolera.
    El mandatario mexicano explicó que el propósito sería establecer un modelo semejante al de la brasileña Petrobras, que modificó su esquema hace una década (abriéndose a la inversión privada) o como la noruega, Statoil.
    Calderón admitió que será un proceso difícil pero confió en que la opinión pública percibe que es necesaria la modernización de Pemex.
    “La intención es revertir la caída en los ingresos petroleros de los últimos años e incrementar la producción de crudo”, según dijo.
    Sin embargo, por la tarde, Bloomberg emitió una aclaración en la que asentó que Calderón no dijo que vendería acciones, sino que haría la oferta de bonos autorizada por la reforma energética aprobada en 2008.
Aunque la Presidencia de la República no publicó la entrevista, como suele hacer a través de su sitio de internet, difundió la aclaración traducida de Bloomberg.
Calderón presumió también la promulgación de reformas legislativas en contra de los monopolios y, con cuidado, aludió a las empresas del magnate Carlos Slim.
    “Realmente respeto a Carlos Slim y a cualquier otra empresa mexicana, pero soy autoridad y necesito regular el mercado, y evitar prácticas monopólicas (sic)”, justificó.
    El presidente mexicano agregó que algunas empresas de Carlos Slim tienen “buenas prácticas”, pero insistió en evitar los monopolios.
Calderón desarrollará su tercer día de actividades mañana en Washington. A lo largo de la jornada, sostendrá reuniones de trabajo con el líder del senado, Harry Reid; el de la minoría republicana, Mitch McConnell, así como con senadores y congresistas republicanos y demócratas.
    Participará en el almuerzo de la 41 Conferencia Anual del Council of the Americas, donde también será oradora la secretaria de Estado,  Hillary Clinton y, el republicano John McCain.
Por la noche, durante la Cena Anual del Congretional Hispanic Institute, recibirá el premio al “Liderazgo en Asuntos Internacionales”. De acuerdo con la Oficina de la Presidencia de la República, sólo estos dos últimos eventos serán abiertos al público.