Capturan al exdelegado del IMSS en Sonora

martes, 10 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 10 de mayo (apro).- El ex delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora, Arturo Leyva Lizárraga, fue detenido en Guadalajara, Jalisco, por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) por el caso de la guardería ABC.

Leyva Lizárraga está acusado de los delitos de uso indebido de atribuciones, homicidio y lesiones culposas, dentro de las causas penales 134/2009, 182/2009 y 12/2011, por lo que el juez Primero de Distrito con sede en Hermosillo, Sonora, libró sendas órdenes de aprehensión.

Los delitos que pesan sobre el ex funcionario federal se derivan del incendio ocurrido el 5 de junio de 2009 en la guardería ABC, de Hermosillo, donde 49 bebés murieron y 76 resultaron con quemaduras.

La guardería operaba bajo la figura de subrogación, la cual fue otorgada a Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, una prima de Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón.

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), Leyva Lizárraga fue trasladado a Hermosillo, Sonora, en particular al Centro de Readaptación Social (Cereso), donde quedó a disposición de la autoridad que lo reclama.

En las próximas horas, el juez de la causa determinará la situación jurídica del exdelegado del IMSS en Sonora.

Ayer, en Saltillo, Coahuila, Juan Molinar Horcaditas, director del IMSS cuando ocurrió la tragedia,  minimizó los reclamos de justicia que hicieron durante la Marcha por la Paz, el domingo pasado, los padres de los bebés muertos. Dijo que él está tranquilo e insistió que es inocente.

Por si fuera poco acusó a los deudos de “hacer lucro político” de la tragedia y pidió por que “pronto encuentren alguna forma de consuelo”.

Ufano, el actual funcionario panista dijo que el caso no le quita el sueño y recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación revisó exhaustivamente el caso y lo absolvió de cualquier culpa.

El pasado 4 de mayo, en Hermosillo, padres de los bebés muertos se manifestaron frente al Juzgado Primero de Distrito y, posteriormente, en Palacio de Gobierno, para exigir al gobernador Guillermo Padrés cumplir su compromiso de remover de su cargo al procurador de Justicia Abel Murrieta.

A 23 meses de la tragedia en la guardería ABC, padres de las víctimas, aglutinados en el Movimiento por la Justicia 5 de junio, continúan con su reclamo de justicia para los responsables, sobre todo para los dueños de la estancia infantil, entre ellas una primera de Margarita Zavala.

 

 

Comentarios