El Metro de Marco Antonio Cruz

miércoles, 11 de mayo de 2011
MÉXICO, DF., 11 de mayo (Proceso).- Relevante por la estética fotográfica, entrañable por el tema y notoriamente accesible por el tipo de difusión, el proyecto Metro de Marco Antonio Cruz es una espléndida propuesta de documentalismo visual. Ajeno a la estridencia y efectismo visual de las actuales modas fotográficas, Marco Antonio Cruz desarrolla una mirada sobre el Metro de la Ciudad de México que destaca por su profundo humanismo. Indiferente ante las “circunstancias sorprendentes” y centrado en la cotidianidad de vivencias individuales e interpersonales de quienes transitan por los andenes, el Metro de Cruz se aleja de los estereotipos que han definido a este sistema de transporte como una ciudad paralela al Distrito Federal. Lugar de constantes migraciones, esperas y despedidas –como toda estación de trenes–, el Metro se convierte, bajo la silenciosa lente de su Leica M6, en un espacio protagónico que resguarda, en sus huecos y sombras, a millones de seres humanos que se dirigen a diferentes puntos de la ciudad. Realizadas en blanco y negro con una poética que transfigura el barullo en silencio, la prisa en atemporalidad y la estructura arquitectónica en infinitas  atmósferas geométricas, las imágenes recorren cada una de las 144 estaciones que conforman las nueve líneas del Metro. Capturadas en su mayoría entre las tres y cinco de la tarde de los meses transcurridos en este 2011, las fotografías dejan testimonio de la ambivalente identidad de los espacios suburbanos: son tan públicos e impersonales que pueden usarse como espacios privados. El piso sirve para sentarse a platicar por celular, los descansos de las escaleras son un refugio para hacer tareas, las esquinas entre paredes y barandales son escondites para descansar y, a lo largo de todo el sistema, abundan espacios para que los jóvenes enamorados se besen, abracen y fajen. Construidas como un proyecto de narrativa documental con fotografía directa, las imágenes de Marco Antonio Cruz descubren no sólo que los jóvenes son los principales usuarios, sino también la gran cantidad de relaciones humanas que se generan en sus espacios: regaños familiares, charlas amistosas, lecturas compartidas, solidaridad entre invidentes y muchísimas demostraciones amorosas. Trabajadas con una estética que fusiona los contrastes lumínicos con las geometrizaciones de los elementos arquitectónicos, las fotografías se perciben como una biografía de ese espacio o ente urbano conocido como el “Metro”. Interesado desde hace varios años en la difusión y accesibilidad de su obra, Marco Antonio Cruz creó, en marzo de 2009, un sitio web en el que difunde sus distintos proyectos documentales. Concebidos cada uno como propuestas curatoriales que integran fotografía, diseño gráfico y sonido, las exposiciones virtuales permiten conocer la trayectoria y preferencias temáticas del autor. Narrativa visual para difundirse e incrementarse en línea, el proyecto Metro está constituido por cinco secciones correspondientes a Red, Viaje, Video, Información y Textos. Esta última con pensamientos inspirados en imágenes escritos por el periodista Jenaro Villamil y el narrador Juan Villoro. Planeada para visitarse en la dirección www.marcoacruz.com, la narrativa documental Metro se inaugurará –o integrará a la web– el próximo jueves 12 con una charla entre Villamil, Cruz y el también escritor Rafael Vargas, que se llevará a cabo en el Centro de la Imagen de la Ciudad de México, a las 19:00 horas.