"Exkaibiles", los autores de la matanza en Tabasco: Granier

lunes, 23 de mayo de 2011

VILLAHERMOSA, Tab., 23 de mayo (apro).- El gobernador Andrés Granier confirmó que “exkaibiles” desertores del ejército guatemalteco que operan en territorio tabasqueño, fueron los autores de la masacre de ocho civiles y un policía registrada el pasado 17 de mayo en el municipio de Cárdenas.
Granier informó que hasta ahora hay 11 presuntos zetas detenidos por estos hechos, entre ellos “exkaibiles” guatemaltecos,  a quienes, dijo, se les ha decomisado un arsenal, “suficiente para derribar un helicóptero”.
    La  Procuraduría General de Justicia el estado (PGJ) presentó ayer domingo a estos 11 presuntos zetas, detenidos en casas de seguridad del municipio de Nacajuca y de esta capital.
Según la PGJ, tres de ellos confesaron su participación en la masacre de Cárdenas, entre éstos, el “exkaibil” guatemalteco, José Luis Solís Chajón. Los otros dos son los veracruzanos José Luis Alavez Pérez y Luis Miguel Barradas Rojas.
El procurador Gregorio Romero Tequextle informó que, de acuerdo con las confesiones de estos tres presuntos sicarios, la orden de la ejecución provino de Santo Ramírez Morales o Santo Sapo, El Apá, segundo jefe de la plaza en Tabasco y responsable de las células operativas “estacas” de Los Zetas, como ajuste de cuentas debido a que las víctimas eran “chapulines” o vendedores de droga del cártel del Golfo.
    Detalló que tras una llamada anónima, el pasado jueves 19 detuvieron a cuatro presuntos zetas, en una casa de seguridad del municipio de Nacajuca que colinda con Villahermosa, a donde habían llegado fuertemente armados.
    En este grupo se encontraba el guatemalteco Edgar Raúl Caal Max, presunto exkaibil, así como Lázaro Vázquez Rodríguez y Antonio León Trinidad, de Tenosique y Macuspana, Tabasco; y Eulalia Glady Díaz Velásquez, de Veracruz.
     Los detenidos confesaron que existía otra casa de seguridad en la colonia Indeco de esta capital, donde fueron arrestados siete presuntos sicarios más, entre ellos Juan Alfredo Choc Yant, halcón de Los Zetas, originario de El Petén, Guatemala, así como La Japonesa, Aura Araceli Salazar Beltrán, encargada de limpieza de las casas de seguridad, oriunda de Jalapa, Veracruz.
En la primera casa asegurada se decomisaron tres fusiles de asalto, tres cargadores con capacidad de 30 cartuchos cada uno, y una camionetas Lincoln y otra Ford Expedition, con placas de circulación de Tabasco.
En la casa de seguridad de la colonia Indeco se decomisaron seis pistolas, 12 fusiles de asalto, una carabina calibre 5.56 milímetros; una subametralladora de 9 milímetros, nueve granadas de fragmentación y más de diez mil cartuchos de diversos calibres.

Comentarios