Liberan a 26 policías de Guanajuato implicados con La Familia

lunes, 23 de mayo de 2011

GUANAJUATO, Gto., 23 de mayo (apro).- La Familia Michoacana no existe, concluyó el juez Penal de Primera Instancia que liberó a 26 policías preventivos de dos municipios del sur del estado –entre ellos los dos directores de Seguridad Pública- acusados por la Procuraduría de Justicia de tener vínculos y de su presunta colaboración con ese grupo delictivo.
    En una de las conclusiones en que basó el auto de libertad, el juez Penal Ernesto Aguilera Razo aseveró que el Ministerio Público Federal que puso a disposición a los 26 preventivos detenidos el 12 de mayo en Coroneo y Jerécuaro no acreditó la existencia de La Familia Michoacana, y tampoco que ésta “se dedique a delinquir de manera reiterada”.
    “Para ello debió aportar medios de prueba idóneos y suficientes en la Indagatoria para corroborar su existencia y, más aún, probar, que efectivamente resulta ser un grupo delictivo que tenga un sistema jerarquizado y de división del trabajo”….”, expuso el juez.
    Además, el juez consideró que no existían pruebas suficientes y que los detenidos se habían retractado de sus primeras declaraciones consignadas en las averiguaciones previas de los procesos 103 y 104/2011 ante el Juzgado V de Distrito con sede en Celaya, al asegurar que fueron presionados por los agentes ministeriales para declarar.
    El juez de Distrito, Francisco Salazar Trejo, turnó las diligencias para calificar la detención y las declaraciones preparatorias de los detenidos al juez penal de Valle de Santiago, en virtud de que todos los preventivos se encontraban recluidos en el Cereso Mil de ese municipio.
    El juez federal arguyó que al no tener a la vista a los detenidos en Celaya, turnó las diligencias al juez Aguilera, quien decretó la liberación de todos.
    Salazar Trejo optó por respaldar la decisión del juez penal. “Presumo que fue apegada a derecho, salvo que se demuestre lo contrario”, declaró hoy en Celaya.    
    En tanto, la Procuraduría de Justicia del estado apeló la liberación, al ratificar que cuenta con elementos suficientes para vincularlos con la Familia Michoacana.
    El procurador de Justicia, Carlos Zamarripa Aguirre, incluso detalló que dos de los policías preventivos de Coroneo que fueron detenidos en el operativo del 12 de mayo, ya habían sido puestos a disposición de la Procuraduría de Querétaro, al aparecer involucrados en una averiguación previa por el homicidio calificado de tres personas, cuyos cuerpos fueron “tirados” en esa entidad por los preventivos guanajuatenses.
    Según esta averiguación (la A/41/2011) existe la presunción de que cuatro preventivos de Coroneo colaboraron con la Familia Michoacana en estos crímenes. En sus primeras declaraciones, los cuatro señalan al director de Seguridad Pública de Coroneo, Rafael González Escobar, como el presunto responsable de “entregar” las víctimas al grupo delictivo.

Comentarios