Mueren cinco sicarios en Mezquitic

lunes, 23 de mayo de 2011

GUADALAJARA, Jal., 23 de mayo de 2011 (apro).- Un total de cinco delincuentes perdieron la vida en el municipio de Mezquitic, durante una serie de enfrentamientos registrados entre policías de diferentes municipios en la región norte del estado y hombres armados.

Los pistoleros ingresaron a la entidad, procedentes de Zacatecas, durante la madrugada del sábado.

El antecedente de esa refriega fue la balacera registrada entre dos grupos de sicarios, en medio de un ataque  que inició en el municipio de Florencia, Zacatecas, durante la tarde del viernes y continuó por la noche en Jalisco. Lo anterior,  en medio de una lucha que provocó la muerte de 13 pistoleros, además de los otros cinco que fallecieron en Mezquitic.

Algunas versiones indicaron que ese enfrentamiento fue parte de la lucha entre “Zetas” y miembros del cártel “Nueva Generación”. Sin embargo, el secretario de Seguridad Publica de Jalisco, Luis Carlos Nájera, destacó que el asunto tiene su origen en un pleito entre “Zetas” radicados en Florencia, en el Teul de González Ortega y en Fresnillo, Zacateca, “al aparecer hay una división entre esos grupos”, dijo el funcionario.

El funcionario también  informó sobre el aseguramiento de un vehículo adaptado por los propios delincuentes para la lucha armada y llamado “monstruo zeta”, y que corresponde a una especie de tanque,  en el poblado de San Juan de los Potreros, en Huejuquilla el Alto, cercano al municipio de Mezquitic.

Es un vehículo similar al decomisado recientemente en Tamaulipas, se trata de una unidad que cuenta con una cubierta de tres capas de acero, que permite desplazar a 20 hombres fuertemente armados y que en la parte superior cuenta con una torreta para disparar a cualquier dirección debido a que el ángulo de tiro tiene una movilidad de 360 grados.

 Luis Carlos Nájera destacó que en el operativo montado para perseguir a los sicarios que ingresaron a Jalisco incluyó a personal policiaco  de los municipios de Mezquitic, Colotlán, Santa María  de Los Ángeles y Huejúcar, así como miembros de la Policía Rural del estado. Según las autoridades de Jalisco, a dos de los detenidos se les aseguraron nueve fusiles de asalto, AR 15 y AK 47; una granada de fragmentación y cartuchos para diferentes calibres, se trata de un hombre y una mujer que fueron sorprendidos desde el aire cuando intentaban enterrar ese arsenal.

Comentarios