Exigen a Calderón atención oportuna y de calidad para embarazadas

jueves, 26 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Coalición por la Salud de las Mujeres exigió este jueves al gobierno de Felipe Calderón que proporcione atención “oportuna y de calidad” a la salud sexual y reproductiva porque centenares de mujeres mueren cada año durante el embarazo, parto o puerperio. En conferencia de prensa, la coalición –integrada por nueve organizaciones civiles especialistas en el tema– destacó que, de acuerdo con el Programa Nacional 2007-2012 de la Secretaría de Salud (SS), la muerte materna se puede evitar porque existen todos los elementos para prevenirla. Sin embargo, sólo en 2009 murieron mil 207 mujeres por muerte materna, y apenas la tercera parte –33.1%– contaba con Seguro Popular, según datos del Observatorio de Mortalidad Materna. Las cifras proporcionadas por el organismo reflejan que no se ha cumplido con el Programa Nacional, pues de de mas mil 207 mujeres fallecidas, 3% tenía entre 15 y 19 años de edad, y de ellas 21.5% perdió la vida por enfermedades relacionadas con la hipertensión durante el embarazo y 33.1% por causas obstétricas indirectas. Además, datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que en 2009 las complicaciones en el embarazo, parto o puerperio fueron la cuarta causa de muerte en el grupo de mujeres de 15 a 19 años. Y según las proyecciones para 2011, la situación no será mucho mejor, pues la SS prevé mil 126 casos de muerte materna. Incluso la dependencia a cargo de José Ángel Córdova Villalobos ha aceptado que México no cumplirá el objetivo de desarrollo del milenio en reducción de mortalidad materna, señaló la coalición. Y es que la meta en 2015 era registrar 22 muertes por cada 100 mil nacimientos, pero la tasa en 2010 fue de más del doble: 49.5 casos por cada 100 mil nacimientos. En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, que se celebrará el próximo sábado 28, la agrupación reprochó que la mayoría de las víctimas siempre son las mujeres pobres del país, y alertó que ahora quienes se encuentran en peligro de correr la misma suerte son las adolescentes, debido a que se les niegan sus derechos sexuales y reproductivos, como el abasto de anticonceptivos. De acuerdo con Lina Rosa Berrio Palomo, directora de Kinal Anzetik, el problema en las zonas rurales es que no hay acceso a los servicios de salud los 365 días del año, las 24 horas del día, y relató que en Guerrero hubo dos casos en los que las mujeres murieron porque el día que buscaron atención médica (domingo) no había servicio médico. Por su parte, Eugenia López Uribe, directora de Balance, dijo que pese a que las mujeres constituyen el 30% de la población portadora del VIH/sida, la atención es escasa y no existen políticas públicas ni acciones para ellas. Según la activista, sólo a 31.4% de las mujeres embarazadas atendidas en hospitales de la SS se les practica la prueba de detección del virus gratuitamente. Daniela Díaz Echeverría, investigadora de Fundar Centro de Análisis, afirmó que para atender el problema de mortalidad materna, el gobierno federal creó los programas “100 por 100”, “Arranque Parejo para la Vida”, “Embarazo Saludable” y “Estrategia Integral para Asegurar la Salud Materna”, pero ninguno cuenta con presupuesto propio. Cada institución de salud, subrayó, decide cómo ejecutar los programas, no hay claridad de qué instancia los opera y carecen de presupuesto propio, además de que no hay rendición de cuentas. De acuerdo con la coalición, en 2010 se incluyó por primera vez la partida P018 (reducción de mortalidad materna) en el presupuesto de egresos de la Federación, con 259 millones 493 mil 301 pesos. De esa cantidad sólo se ejercieron 193 millones 433 mil 411 pesos, y de los 66 millones 59 mil 890 pesos restantes nunca se informó en qué ni por qué se dejaron de ejercer.

Comentarios