Convoca el EPR a denunciar desapariciones

martes, 3 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 3 de mayo (apro).- Frente a la violencia y los miles de muertos que ha dejado la guerra contra el narcotráfico, el Ejército Popular Revolucionario (EPR) demandó a la ciudadanía vencer el miedo y denunciar cada uno de los miles de desaparecidos que hay en todo el país.

Además, pidió a los sectores sociales unidad “para cambiar la injusta situación cada vez más agudizada que estamos viviendo”.

En un comunicado, el grupo guerrillero también solicitó a los medios de comunicación que cuando difundan información relacionada con los desaparecidos en la guerra contra el narcotráfico --que suman aproximadamente cinco mil--, se mencione a sus dos compañeros: Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, quienes desaparecieron el 25 de mayo de 2007.

Sin mencionar el caso del hijo de Javier Sicilia ni la marcha programada para el próximo domingo 8 en la ciudad de México, el EPR lamentó que sólo cuando se afecta a alguien conocido se dé una reacción social.

“Les hacemos un llamado porque es una verdadera desgracia que sólo cuando la violencia afecta a seres queridos, a personas cercanas, conocidas o personalidades públicas, sea posible reaccionar de manera personalizada y brindar no sólo una solidaridad formal, sino unirse a la acción popular indispensable, no sólo necesaria en estos momentos, que refuerza las iniciativas de quienes han sido directamente afectados, fortaleciéndolas y rompiendo las barreras que por un lado el Estado ha impuesto y prohijado entre todos con diferencias sutiles, y por el otro aquellas diferencias que nosotros mismos alimentamos de manera egoísta al no elevar las miras en beneficio (no sólo personal) de todo el pueblo mexicano”, se lee en el texto del grupo armado.

Asimismo, reiteró que su decisión de no usar las armas fue para dar con el paradero de sus compañeros y también “para no ser pretexto del gobierno panista para continuar instrumentando la doctrina norteamericana de Defensa y Desarrollo Interno ( DDI ), con el parapeto de ‘su’ guerra contra el narcotráfico, actividad delincuencial que si bien existe es un fenómeno creado, alimentado y agigantado por el propio gobierno federal al obedecer órdenes de la Casa Blanca y el Pentágono, como ustedes bien lo saben”.

De acuerdo con el EPR, se acerca el momento para que escritores, intelectuales, periodistas y analistas aterricen y lleven a la práctica lo que han pregonado, “porque de lo que se trata es de transformar esta realidad que a todos nos lacera, no sólo de describirla”.

El grupo guerrillero afirmó que “es el momento de la unidad, una necesidad histórica e inaplazable que depende de todos y cada uno de nosotros”.

En este sentido, reconoció el riesgo que actualmente hay para publicar y la decisión de algunos medios de no caer en la autocensura.

“A pesar de los riesgos que corren, hacemos un llamado a quienes no lo han hecho a que venzan sus temores para que crezca no sólo el clamor por la justicia, sino la fuerza del pueblo mexicano dentro de la unidad, la fraternidad, la solidaridad y la capacidad para cambiar la injusta situación cada vez más agudizada que estamos viviendo”, puntualizó.