Migrantes y defensores de derechos se suman a la Marcha por la Paz

martes, 3 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 3 de mayo (apro).- Defensores de derechos y grupos de migrantes anunciaron su participación en la Marcha por la Paz convocada por el poeta Javier Sicilia, luego de la muerte de su hijo Francisco, y seis personas más en el estado de Morelos, entre otras personas, en la que exigirán cesen “los ataques en contra de nuestros hermanos centroamericanos”.
    Entre las organizaciones que acudirán a la movilización que culminará el próximo domingo en el Zócalo de la Ciudad de México destacan Caravana Paso a paso por la paz, Movimiento Migrante Mesoamericano, Familia Latina Unida, Nuestros lazos de sangre, así como los albergues de migrantes Hermanos en el Camino y Hogar de Misericordia.
    En el comunicado “Los migrantes también estamos hasta la madre”, los activistas precisan la ruta que seguirán para sumarse a la movilización nacional: su caravana iniciará este mismo martes en Ixtepec, Oaxaca, para luego seguir la “ruta de La Bestia”, es decir, el tren que va hacia el norte del país.
    Antes de llegar a la ciudad de México, el próximo domingo, efectuarán acciones de protesta en tres ciudades de Veracruz: Medias Aguas, Tierra Blanca y Orizaba, así como en Puebla, donde se unirán a la caravana ciudadana que pretende arribara a la capital del país.
En el texto, los grupos sostienen que mientras el gobierno mexicano ha optado por “trasladar la responsabilidad al crimen organizado” y ofrecer sólo excusas por los secuestros masivos, los migrantes centroamericanos que transitan por México ponen “los muertos, los secuestrados, los y las violadas”.
Es por ello que “nos unimos a la consigna del poeta morelense (Javier Sicilia), pues los migrantes centroamericanos también estamos hasta la madre y es por ello que caminaremos codo a codo por un México en el que se respete y se valore la vida y la dignidad humana”.
Asimismo, retomaron las estimaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el sentido de que mensualmente mil 600 migrantes son secuestrados y que los perpetradores obtienen ganancias semestrales de 25 millones de dólares.
También denunciaron la corrupción de autoridades policiacas y del propio Instituto Nacional de Migración (INM), así como el que sicarios del crimen organizado se hayan “adueñado de las rutas de los migrantes”.
Luego de asegurar que en las rutas de los migrantes hay “un incesante genocidio y masacres continuas”, las organizaciones se preguntan “¿cuántos San Fernando (Tamaulipas) desconocidos existen en los estados de Tabasco, Chiapas, Oaxaca y Veracruz?”.
Finalmente, insistieron en su exigencia por acabar con los secuestros, extorsiones, violaciones, trata de personas y “complicidad, excusas y simulación oficial frente a los cientos de cadáveres encontrados” en fosas clandestinas del país.

Comentarios