Ve Sicilia menos nebulosa la investigación sobre la muerte de su hijo

martes, 3 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 3 de mayo (apro).- El escritor y poeta Javier Sicilia señaló hoy que con la detención de Jesús Cárdenas Pérez, El Manos, y César Arturo Galindo, El Guasón, presuntos asesinos de su hijo Juan Francisco y seis personas más, “por fin se ha encontrado una línea de investigación más sólida”.

En entrevista con Carmen Aristegui, en Noticias MVS, Sicilia confió que, con la captura de los dos presuntos secuestradores, caigan todos los verdaderos responsables del multihomicidio ocurrido el pasado 27 de abril en Temixco, Morelos.

No obstante, dijo que es “muy extraño” que El Manos y El Guasón declararan haber secuestrado a su hijo y seis personas más en un lugar distinto al que originalmente ofrecieron las autoridades de Morelos y el Ejército.

“No me checa lo del bar Obsesión, porque donde desaparecen, y está documentado, es después de que salen de la Rana Cruda y luego aparecen muertos”, apuntó.

Sicilia agregó que esperará a que las autoridades cumplan con su trabajo, “y ojalá que éstos (Cárdenas y Galindo) sí sean los responsables”, pues las declaraciones que anteriormente hizo Rodrigo Elizalde Morán, El Chemis, relacionado con el plagio y asesinato de las siete personas, dijo, fueron “muy incongruentes”.

El Chemis, añadió, fue “un testigo sembrado”, pero ahora ya “hay más congruencia” con las primeras evidencias que se recogieron en el lugar de los asesinatos.

En un documento difundido la noche de ayer, tras la captura de Jesús Cárdenas Pérez y César Galindo, la propia Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal desestimó la participación de Rodrigo Elizalde Morán en el multihomicidio, y señaló que las declaraciones que hizo tras su detención fueron una táctica de desinformación de la delincuencia organizada para confundir a las autoridades y a la ciudadanía en la resolución del caso.

"Tras la detención de Elizalde Morán, de acuerdo con las investigaciones, se determinó que sus declaraciones fueron una táctica de desinformación de la estructura criminal, cuyo objetivo era confundir a las autoridades y a la opinión pública", apuntó la dependencia.

Y sostuvo que una de las hipótesis del homicidio múltiple estaría relacionada con un robo que sufrieron dos de las víctimas asesinadas, Jaime Gabriel Alejo Cadena y Luis Antonio Romero, días antes de su asesinato, luego de salir de un bar denominado El Remedio.

Ayer, el coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal, Luis Cárdenas Palomino, presentó a El Manos y El Guasón, quienes dijeron que por órdenes de Julio de Jesús Radilla Hernández, El Negro, secuestraron a las siete personas en el bar “Obsesión”, aunque las autoridades locales inicialmente dijeron que fue en el bar “La Rana Cruda”, y Rodrigo Elizalde Mora, El Chemis, detenido por el Ejército el 15 de abril, aseguró que la operación se realizó en el bar “Crudelia”.

Según Cárdenas Palomino, los autores del multihomicidio pertenecen al cártel del Pacífico Sur, comandado por Julio de Jesús Radilla, por quien la Procuraduría General de la República ha ofrecido una recompensa de hasta 10 millones de pesos.

Comentarios