Asesinan a dos presuntos sicarios que participaron en la ejecución de comandante

lunes, 30 de mayo de 2011
CIUDAD JUÁREZ, Chih., 29 de mayo (apro).- Dos presuntos sicarios responsables de la muerte de un comandante de la policía municipal registrada el jueves pasado fueron asesinados a puñaladas en una riña que se registró la noche de este sábado en el Cereso Municipal, en donde al menos otros cinco internos habrían resultado heridos. Las víctimas son Jesús Adrián Ramírez y Miguel Márquez Estrada, ambos de 23 años de edad, confirmaron autoridades del penal. Los asesinados, junto con Miguel Hernández, “El Negro”, de 21 años, y Lorenzo Irigoya, “El Richy”, de 31, fueron remitidos al Cereso local tras ser arrestados por la Policía Federal por su presunta participación en el asesinato del comandante policíaco José Manuel Rivas López, ocurrido en su domicilio, tras cumplir su turno laboral. La trifulca en el penal tuvo lugar en el área de prisión preventiva utilizada para nuevos ingresos, conocida como el Centro de Observación y Clasificación, aproximadamente a las 8 de la noche, después de que arribaran al penal cerca de 25 nuevos internos por diversos delitos, entre ellos los cuatro hombres mencionados. Al parecer, internos de pandillas rivales comenzaron a reñir, lo cual derivó en un pleito masivo. Los internos fueron agredidos con armas punzo penetrantes, mientras que los otros dos acusados de asesinar al mando policíaco lograron ser rescatados por el personal de custodia del penal, trascendió. De manera oficial, la Fiscalía General del Estado (FGE) Zona Norte no ha emitido información sobre el saldo de esta rencilla, ni sobre las identidades de quienes participaron así como de los heridos y personas que perdieron la vida. El Centro de Readaptación Social para Adultos se localiza al sur poniente de la ciudad. En este momento se encuentra congregado personal de las distintas corporaciones policíacas que llevan a cabo las indagatorias sobre el caso y el levantamiento de los cuerpos. Protestan familiares Durante la mañana del sábado, familiares de de Jesús Adrián Ramírez Hernández y Miguel Márquez Estrada, dos de los cuatro presuntos homicidas del coordinador policiaco José Manuel Rivas López, se manifestaron en el exterior de la Escuela Secundaria 86, en calle Fervor Patrio y Sierra Madre del Sur, en la audiencia pública del presidente municipal Héctor Murguía Lardizábal, para pedir ayuda por la detención de sus parientes, ya que, señalaron, fueron torturados para que se declararan culpables. Las familias fueron con el presidente municipal para pedirle apoyo y con mensajes en pancartas solicitaban la libertad de sus familiares, ya que eran inocentes de los delitos que les imputaban y a gritos indicaban que la Policía Federal los inculpó sin motivo. El presidente de Juárez se dirigió a los inconformes y les dijo que nada podía hacer ya que los procesos que sigue la Fiscalía eran ajenos a su competencia, ya que se tenía que seguir el proceso conforme lo estipula la ley.

Comentarios