Calderón, "el presidente de la educación": Elba Esther Gordillo

martes, 31 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 31 de mayo (apro).- Por segunda ocasión en una semana, el presidente Felipe Calderón Hinojosa y la dirigente vitalicia del magisterio, Elba Esther Gordillo, se encontraron hoy en un acto en el que, con el pretexto de elevar la calidad en la educación, sirvió para que intercambiaran mutuos elogios.
    Gordillo Morales de plano rechazó las críticas que se han lanzado a la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), así como al respaldo que ha brindado al gobierno calderonista para soltar, al final de su discurso una loa:
    “Señor presidente, no hay duda: es usted el presidente de la educación”.
    Esta mañana, en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en el marco de la firma del Acuerdo para la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Servicio de Educación Básica, Calderón le devolvió la moneda a la dirigente sindical, al justificar que es posible “haya muchos prejuicios contra el Sindicato Nacional de la Educación y contra el gobierno” que impiden ver la importancia de lo que están haciendo.
    “Este Acuerdo es una muestra más de que entre el SNTE y el gobierno federal sí hay una alianza. Pero no es una alianza de carácter político u oportunista. Es una Alianza por la Calidad de la Educación en México. Es una alianza por la educación de nuestros niños. Es una alianza por la calidad educativa que necesita el país y necesita desde hace mucho, mucho tiempo”, dijo Calderón.
    Luego el Ejecutivo federal abundó en que el mencionado acuerdo fortalecerá la calidad de la educación, pues permitirá contar con un diagnóstico real de los maestros en el país, en quienes, dijo, se ha depositado la mejora de la educación.
    La evaluación acordada entre el SNTE y el gobierno federal se realizará de manera escalonada en el ciclo escolar 2011-2012, y estará a cargo del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE).
    Calderón y la propia Gordillo dedicaron buena parte de sus discursos a confesarse incomprendidos por la alianza que sostienen. Mientras la líder magisterial dijo que la historia los juzgará, el presidente fue insistente en asegurar que intentaban elevar la calidad de la educación y que les está costando mucho conseguirla, pero se dijo confiado en que “todo ese esfuerzo, todos esos costos que sabemos enfrentamos, y toda esa incomprensión, habrán valido la pena”.
    Apenas el miércoles 25, Gordillo hizo explícito su aprecio por Calderón, a quien declaró: “No cabe duda, señor presidente, que en el gremio se le quiere”.
    En esa ocasión, los dos personajes iniciaron la reforma del Sistema de Carrera Magisterial.

Comentarios