México dejó de ser "un país de pobres", presume Cordero

martes, 31 de mayo de 2011

SAN LUIS POTOSÍ, SLP, 31 de mayo (apro).- México dejó “hace muchos años” de ser un país de pobres para convertirse en uno de clase media en vías de consolidación, presumió aquí el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.
    En la quinta reunión anual de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), el funcionario federal incluso habló de un plazo de cinco años como el término para “la consolidación” económica del país, aunque sostuvo que la estabilidad de precios permite actualmente a los mexicanos poder adquirir un auto, una casa o recibir un crédito.
    Ante empresarios y otros invitados –como el senador panista y excandidato a gobernador Alejandro Zapata Perogordo--, Cordero Arroyo presentó en el Centro Cultural Bicentenario de la Universidad Autónoma de San Luis su conferencia sobre la evolución económica reciente y las perspectivas para el 2011.
    Ahí volvió a hablar de recuperación económica, prosperidad y generación de empleos en el país, aunque criticó la tramitología para la apertura de empresas y la baja recaudación en municipios y estados, así como que para estos “resulte más fácil” recurrir al gobierno federal para un rescate financiero antes que tomar decisiones como cobrar más impuestos.
    En rueda de prensa posterior a un encuentro con el gobernador Fernando Toranzo, el secretario de Hacienda reconoció que México tiene un reto enorme en materia de combate a la pobreza, pero sostuvo que de cada diez familias, nueve tienen acceso a servicios básicos como educación y salud.
    “Estudios realizados por organismos internacionales definieron a México como un país de desarrollo humano medio, no de desarrollo humano bajo, lo cual se puede interpretar como eso, precisamente, no es un país de pobres”, argumentó el funcionario federal.
    Sin embargo, Cordero fue reacio a hablar acerca de sus aspiraciones para el 2012, pues aseguró que su visita a la entidad obedeció a sus funciones como titular de Hacienda, aunque sí comentó que todos los que están apuntados para la candidatura panista esperan “cancha pareja y equidad en la competencia”.
    Y agregó que eso debe aplicar no sólo para los integrantes del gabinete de Felipe Calderón, sino también a los gobernadores que han manifestados sus aspiraciones para el 2012, como es el caso del jalisciense Emilio González Márquez (con información de Verónica Espinosa).