En vísperas de la Marcha por la Paz, defiende Calderón estrategia antinarco

miércoles, 4 de mayo de 2011

MÉXICO, DF, 4 de mayo (apro).- En vísperas de la marcha por la paz convocada por el poeta Javier Sicilia, el presidente Felipe Calderón dirigió un mensaje a la nación para hacer una apología de su política antinarco, reiterar que la única forma de combatir al crimen organizado es con los cuerpos de seguridad federales, e insistir en que no dará marcha atrás en materia de seguridad.
    En el mensaje, Calderón Hinojosa repartió culpas, al denunciar que los gobernantes que se hacen de la vista gorda son culpables de que se haya llegado a los niveles actuales de violencia y asegurar que se ganará la lucha contra la delincuencia cuando se tenga policías honestas en estados y municipios.
    Con entonación impostada, el presidente aprovechó para destacar la lealtad, la disciplina, el profesionalismo y la fuerza del Ejército, la Marina y la Policía Federal (PF), calificándolos como “lo mejor que tenemos”, y reiterar que la violencia terminará cuando estados y municipios cuenten con policías honestos.
    En su lectura, transmitida a través de los canales televisivos gubernamentales y de la página oficial de la Presidencia de la República en Internet, Calderón declaró que su gobierno tampoco quiere violencia, retomando así, el postulado central de la marcha convocada por Sicilia y que inicia mañana en Cuernavaca, Morelos.
    La importancia de la marcha para Calderón, y el caso de Juan Francisco Sicilia, hijo del colaborador de Proceso, fue explícita, pues mencionó que el asesinato de siete jóvenes en Temixco, Morelos, es un hecho que “ha sacudido la conciencia de la sociedad”.
    Sin embargo, la atención de Calderón se centró en las narcofosas.
    Al inició, el presidente calificó de “indignantes actos criminales” los asesinatos de decenas de personas en San Fernando, Tamaulipas.
A partir de esa mención, dijo que los hechos enlutaron al país y merecen la condena enérgica de todos los mexicanos y la acción decidida del Estado, como también ocurre con otros cementerios localizados en Durango y Guerrero.
“Sé bien que hay mexicanos que sienten desánimo e, incluso, temor por lo que está ocurriendo. Todos nos sentimos entristecidos y ofendidos por la agresión de los criminales.
“Probablemente tú, como otros mexicanos, te preguntas si esto puede cambiar. Y la respuesta es: Sí. Sí puede cambiar. Las cosas pueden cambiar, y van a cambiar para bien. Pero, para hacerlo, hoy los mexicanos tenemos que sacudirnos inercias y enfrentar, con decisión, este problema”, exclamó.
    El mensaje de Felipe Calderón mantuvo la señal satelital abierta a fin de que fuera transmitida por los medios de comunicación que lo desearan, pero la Oficina de la Presidencia precisó que no era, formalmente, un mensaje a la nación, ya que implicaría obligatoriedad en su transmisión para los medios electrónicos.
Además de la marcha, en las últimas semanas Calderón se ha visto expuesto a la crítica nacional e internacional por los escasos resultados de su política anticrimen, así como por las numerosas violaciones a derechos humanos cometidas por las llamadas Fuerzas Armadas Permanentes, desde que asumió la Presidencia.
El mensaje de hoy fue reiterativo en que no se retirará a las Fuerzas Armadas de las calles, pues eso implicaría, según Calderón, que los criminales anden en las calles, agrediendo a la gente sin que nadie los detenga.
Además, presumió haber capturado a implicados en la masacre de San Fernando y a dos de los autores del asesinato de los jóvenes de Morelos.
    Ante las criticas, Calderón pidió comprensión y apoyo, “porque hay quienes, de buena o de mala fe, buscan detener la acción del gobierno”.
    Inclusive, consideró que la paz no se alcanzará con “salidas falsas”.
    El mandatario federal ya había asumido otra consigna ciudadana, cuando reunido con empresarios declaró que “el ya basta debe ser contra los criminales”.
Para concluir, Calderón advirtió que seguirá adelante con su política anticrimen.

 

Comentarios