Exonera el TEPJF a Peña Nieto por promover su imagen en televisión

miércoles, 4 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 4 de mayo (apro).- Dos meses después de una reunión subrepticia en su casa con emisarios de Enrique Peña Nieto, que la puso bajo sospecha, María del Carmen Alanís propuso y logró, por votación dividida de los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), la exoneración del gobernador del Estado de México de violar la Constitución por promover en televisión nacional sus logros de gobierno.
    El fallo del TEPJF favorable al gobernador y aspirante presidencial priista se produjo a propuesta de Alanís, presidenta del TEPJF, y logró el apoyo de los magistrados Flavio Galván, Manuel González Oropeza y Constancio Carrasco, mientras que votaron en contra del proyecto Pedro Penagos, Alejandro Luna Ramos y Salvador Nava Gomar.
    Alanís, quien previamente había logrado no excusarse de participar en el juicio por la reunión que tuvo con personeros de Peña Nieto, entre ellos el diputado federal Luis Videgaray, actual presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), argumentó que el gobernador no es responsable de la transmisión de promocionales de su V Informe de Gobierno en canales de televisión de cobertura nacional.
    Este fue el argumento del Instituto Federal Electoral (IFE) para resolver que Peña Nieto violó la Constitución, decisión que fue impugnada por el PRI, pero también por los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) para sancionar también a Televisa y Televisión Azteca.
    La exoneración de Peña Nieto se da a casi dos mes de que, el 9 de marzo, Alanís se reunió en una comida privada, en su domicilio, con Videgaray, entonces coordinador de campaña de Eruviel Ávila, candidato a suceder a Peña Nieto, y el también diputado Sebastián Lerdo de Tejada, representante ante el IFE, y hermano de Fernando, empresario que cobra 240 mil pesos mensuales por asesorar a la presidente del TEPJF.
    El elenco reunido en la casa de Alanís en una comida --no en una cena, como aclaró ella misma a sus compañeros magistrados-- incluyó también al consejero del IFE Marco Antonio Baños; el expriista Enrique Ochoa Reza, aspirante a consejero; y Frank del Río, amigo de ella y supuesto operador de Peña Nieto.
La reunión de Alanís la reveló el diario Reforma y el PAN --que la ha apoyado por impulso de Margarita Zavala, su amiga desde la niñez--, le solicitó excusarse del juicio contra Peña Nieto, pero sus compañeros la respaldaron para ser ponente del caso, que concluyó hoy con la exoneración de Peña Nieto, quien libró de esta manera el cargo de violar la Constitución y la ley imputada por el IFE, el 18 de enero.
Entre el 29 de agosto y el 10 de septiembre de 2010, Peña Nieto apareció en promocionales que tuvieron 3 mil 484 impactos en 214 emisoras en 30 entidades distintas al Estado de México, por lo que el IFE consideró que violó los artículos 134 de la Constitución y 228 párrafo 5 del Código electoral federal.
Alanís y otros tres magistrados consideraron que la responsabilidad de transmitir los spots fue de las televisoras, no de Peña Nieto o de cualquier otra autoridad del Estado de México, aunque ellos y los otros tres consideraron que las televisoras sí habían violado el Cofipe.
A diferencia de Alanís, Galván, González Oropeza y Carrasco, Penagos, Nava y Luna Ramos consideraron que sí había responsabilidad de los servidores públicos, porque existen contratos firmados por ellos.
“Desde luego algo que no acepta mi lógica es que digamos que un tercero es responsable, y que el tercero servidor público no”, puntualizó Penagos, quien agregó que si se determina responsabilidad de las televisoras en la transmisión a nivel nacional de spots por el Informe de Peña Nieto, también debería determinarse para los funcionarios involucrados.
    Sin embargo, se impuso la mayoría en un fallo que, hasta las 22 horas de este miércoles, no había sido comentado formalmente por el PAN.