El presidente "no entendió, lo vi desencajado y autoritario": Javier Sicilia

jueves, 5 de mayo de 2011

CUERNAVACA, Mor., 5 de mayo (apro).- Al arrancar la marcha por la justicia y la paz, con la participación de aproximadamente mil personas, el poeta Javier Sicilia lamentó la posición del presidente Felipe Calderón de no cambiar la estrategia militar en la lucha contra el crimen organizado.

“Le ganó lo político y no el hombre de fe”, señaló Sicilia al iniciar la caravana que culminará el domingo 8 en el Zócalo de la ciudad de México.

El poeta y colaborador de la revista Proceso dijo que vio a Calderón “como un gobernante desencajado y autoritario que no está escuchando a la sociedad”, y agregó que después de los dos encuentros que sostuvo con el jefe del Ejecutivo, pensó que le había tocado el corazón, pero no fue así.

“Hubiera querido escuchar un discurso de más empatía con la gente, más cerca del corazón, pero (Calderón) habló enojado y al parecer no ha entendido el mensaje de la ciudadanía. Esta marcha no es contra el gobierno, esta marcha es para que cambien las cosas en el país”, apuntó el escritor, cuyo hijo, Juan Francisco, fue ejecutado junto con seis personas más el pasado 27 de abril en Temixco, Morelos.

Al recorrer los primeros kilómetros de la marcha que hoy salió de esta ciudad, el escritor se refirió al mensaje que Calderón dio ayer por la noche, a través de los medios de comunicación, y dijo que al parecer sigue sin entender que los enojados son los ciudadanos y no el gobierno.

“Si eso no lo entiende, lo lamento. No entiende y no ha entendido lo que es ser un representante ciudadano ni un presidente”.

Sicilia también se refirió a la ley de seguridad nacional que está atorada en el Congreso de la Unión. Dicha ley, puntualizó, está equivocada porque lo único que refuerza es la violencia y no está orientada a lo que necesita el país, que son empleos, educación, salud y bienestar”.

En lo que respecta a la responsabilidad de los partidos políticos, dijo que si realmente están comprometidos con la paz en el país, deben actuar y hacer un saneamiento, porque “también hay políticos cooptados y coludidos con el crimen organizado”.

En la marcha participan diversas personalidades, como el obispo Raúl Vera y el empresario Eduardo Gallo, así como representantes de la comunidad de Acteal, Chiapas, además de familiares de desaparecidos y ejecutados de Morelos, y un grupo importante de ciudadanos de Chihuahua, entre ellos Julián Lebarón y Olga Reyes, a cuya familia le han matado seis integrantes, pro lo que se encuentra bajo un esquema de protección por las amenazas del crimen organizado.

La marcha tendrá su primer punto de descanso en el pueblo de Cuajomulco, donde la población ha organizado varios eventos, y albergará a los participantes de la caravana por la paz y la justicia con dignidad.

 

 

Comentarios