Planta geotérmica de la CFE contamina el agua y daña la tierra en el Valle de Mexicali

jueves, 5 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 5 de mayo (apro).- La Central Campesina Independiente (CCI) denunció hoy que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha incumplido durante 35 años con las normas sanitarias y de seguridad  para explotar el agua del subsuelo del Valle de Mexicali, donde opera una planta geotérmica con 250 pozos.
    De acuerdo con el presidente nacional de la CCI, Rafael Galindo Jaime, con esos 250 pozos –a través de los cuales abastece de electricidad parte de la zona norte del país y sur de Estados Unidos– la CFE ha afectado 8 mil hectáreas de tierra agrícola y ha provocado daños ambientales y físicos a poblaciones de 10 ejidos.
Por ello, exigió a las secretarías de Gobernación, Energía y Medio ambiente, así como a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y a la propia CFE, evaluar los daños causados en la zona e indemnizar a los afectados, así como analizar la posibilidad de cerrar la planta geotérmica.
    Según Jaime, la denuncia se sustenta en un estudio publicado por la Universidad de Baja California, en el que 18 especialistas nacionales y extranjeros alertan sobre las afectaciones ambientales y de salud provocadas por la planta generadora de electricidad.
El dirigente campesino advirtió que de no ser atendida la denuncia y el reclamo de reparación de daño por contaminación de tierra agrícola, la CCI hará uso de sus derechos constitucionales y legales para demandar a la CFE y a la Secretaría de Economía por daños y  perjuicios ante el Poder Judicial de la Federación.
Además, urgió al ISSSTE y al IMSS a realizar una valoración epidemiológica en la región ante la alta incidencia de afecciones congénitas, asma y obstrucción bronquial, entre otros.
    En el marco de la reunión de consejo de la CCI en el estado de Baja California, que se realizará el domingo 8, Galindo Jaime anunció que su organización reclamará la indemnización por la contaminación de tierra agrícola, y recriminó el hecho de que la CFE no reinyecte 72% de agua que saca del subsuelo para la geotérmica, como lo indica la ley, sin importar los daños a la agricultura, los hundimientos y el incremento de la actividad sísmica.
    Asimismo, recordó que la geotérmica fue creada en 1973, y a partir de entonces, agregó, en 1979, 1980, 1987 y 2010 se han registrado sismos de 5 a 6 grados en la escala  Richter. Y, por si fuera poco, dijo, los principales contaminantes que se desprenden de la planta (cloro, sodio, potasio, calcio, bióxido de sílice, boro, plomo, zinc, cromo y niquel) han causado enfermedades crónico-degenerativas entre la población.
El dirigente de la CCI detalló que a partir de la creación de la geotérmica desapareció el ejido Pázcuaro y está en riesgo de desaparecer el ejido Zacamoto, mientras que los ejidos afectados actualmente por esta problemática son:  Nuevo León  y Miguel Hidalgo, Oaxaca, Morelia, Saltillo, Guerrero, Nayarit, Estación Delta y el Chimil.

Comentarios