Inician zapatistas movilizaciones contra guerra de Calderón

sábado, 7 de mayo de 2011

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Chis., 07 de mayo (apro).- Encabezados por el comandante Tacho, más de diez mil indígenas rebeldes, bases de apoyo del EZLN, arribaron hoy de las cinco regiones que conforman su territorio para participar en la Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad, con la consigna del cese a la guerra contra el crimen organizado.

En decenas de camiones, los indígenas encapuchados llegaron a esta ciudad colonial convocados por la Comandancia General del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CG-CCRI) del EZLN, para sumarse a la marcha que convocó el poeta Javier Sicilia.

Con pancartas de “No más sangre”, “Alto a la guerra de Calderón”, “No más sangre en nuestro suelo mexicano”, “Estamos hasta la madre de la guerra de Calderón” y otras, los zapatistas volvieron a salir de sus comunidades como no lo hacían desde hace unos cinco o seis años en que se movilizaron para echar a andar la Otra Campaña en el 2006.

Ataviados todos con sus capuchas y paliacates, al empezar la marcha los organizadores calculaban entre diez mil y 12 mil encapuchados; sin embargo, muchos seguían llegando a bordo de camiones.

Los indígenas zapatistas llegaron de los cinco Caracoles y sus respectivas Juntas de Buen Gobierno, que fueron instaladas en Oventic, La Garrucha, Morelia, La Realidad y Roberto Barrios las cuales representan la estructura política para la dirección de los municipios autónomos.

El subcomandante Marcos no se sumó a la movilización.

A esta Marcha Nacional por la Justicia y contra la Impunidad se unieron hoy las organizaciones que conforman la Red por la Paz en Chiapas, que condenaron las muertes de inocentes en esta guerra contra el crimen organizado.

“Nos unimos al dolor el poeta Javier Sicilia; a las Madres de Ciudad Juárez; a las familias de Marisela Escobedo, Le Baron y Reyes Salazar; a las y los defensores de los derechos humanos; a las y los migrantes; a todas y todos los que han perdido de manera absurda algún amigo, familiar, vecino, ciudadano, mexicano, latinoamericano”, dijeron en su carta.

Las organizaciones advirtieron que es urgente detener esta guerra por el bienestar de los mexicanos; que el Ejército regrese a sus cuarteles y se investigue a los responsables de las 40 mil muertes.

Se sumaron las organizaciones: Educación para la Paz (Edupaz), Desarrollo Económico y Social de los Mexicanos Indígenas, A.C. (Desmi), Comisión de Apoyo a la Unidad y Reconciliación Comunitaria, A.C. (Coreco), Enlace, Comunicación y Capacitación A.C. (Enlace CC), Servicios y Asesoría para la Paz, A.C. (Serapaz), el Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, A.C. (CDMCH), el Centro de Derechos Indígenas, A.C. (Cediac), el Comité de Derechos Humanos Fray Pedro Lorenzo de la Nada y el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, A.C. (Frayba).

 

Comentarios