Crecen las protestas por la detención de maestra acusada de narcotráfico

miércoles, 1 de junio de 2011

CIUDAD JUÁREZ, Chih., 1 de junio (apro)- Familiares y amigos de la maestra Ana Isela Martínez Amaya acudieron este miércoles a las instalaciones del Poder Judicial de la Federación para manifestarle su apoyo tras haber sido detenida la mañana del jueves 26 de mayo, acusada de tráfico de droga.

La profesora fue aprehendida después de que el Ejército Mexicano inspeccionara su vehículo en la Línea Exprés del Puente Internacional Reforma y localizaran en la cajuela dos maletas llenas de mariguana, las que aseguran, no le pertenecen.

Al momento de la detención en el interior de la cajuela de su automóvil, un Ford Focus 2003, se localizaron 50 kilogramos –aproximadamente 110 libras– de la droga; sin embargo, desde su arresto, la maestra ha sostenido su inocencia y asegura que desconoce la procedencia de la droga.

Ana Isela Martínez Amayam, de 35 años de edad, es egresada de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), donde obtuvo con honores la licenciatura de enseñanza con especialidad en maestra bilingüe y desde hace 10 años es una profesora destacada y querida en la comunidad paseña.

Días antes de ser detenida, había sido reconocida como “La maestra del año”, por su trabajo en la escuela primaria La Fe, en el Segundo Barrio, en la zona centro de la ciudad texana.

Martínez Amaya se encuentra recluida en el Centro de Readaptación Social de Ciudad Juárez a la espera de la decisión del Juez Noveno de Distrito, quien este jueves habrá de definir su situación jurídica.

Afuera de los Juzgados Federales, decenas de familiares y amigos de la profesora sostienen pancartas de apoyo en una manifestación que inició desde el martes de manera discreta y que este día ha crecido y en la que invitan a los automovilistas a sonar sus cláxones en señal de solidaridad.

"Señor Juez tenemos confianza en usted", “Miss Ana my heart is with you (Señorita Ana mi corazón está con usted)”,  "Miss Ana las personas como tú no merecen estar en prisión", "Ana, Juárez ora por ti", entre muchas otras son sostenidas por adultos y niños.

Los manifestantes aseguran que Ana Isela es una víctima ya que las maletas le fueron “cargadas” por delincuentes cuya intención era cruzarlas a El Paso, Texas.

Entre los manifestantes se encuentra el sacerdote René Blanco, quien dio su aval de la honorabilidad de la maestra, a la que dice conocer como participante de su congregación religiosa desde hace 10 años y también dijo confiar en el criterio del juez que tendrá a su alcance los testimonios y pruebas a favor de Ana Isela.

Un caso similar al de Ana se registró a principios del presente año, cuando el doctor de origen Keniano, Justus Lawrence Opot, fue detenido y encarcelado junto a Marisol Arreola en enero de 2011, por denunciar ante la Policía Federal la aparición de un cargamento de droga en la cajuela de su automóvil.

Tras una serie de protestas a las que se unieron organismos internacionales, Opot y Arreola fueron liberados tras nueve días en el Cereso, cuando el juez en turno evaluó las pruebas y determinó que no existían elementos en su contra para mantenerlos en prisión.