Internan a líder de Casitas del Sur en el Cefereso de Matamoros

miércoles, 1 de junio de 2011

MÉXICO, D.F., 1 de junio (apro).- El líder de Casitas del Sur, Antonio Domingo Paniagua Escandón, Kelu, acusado de la presunta comisión de tráfico de 11 menores de edad y delincuencia organizada, fue internado este miércoles en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Número 3, ubicado en Matamoros, Tamaulipas.

El fundador de la Iglesia Cristiana Restaurada, quien ayer fue extraditado a México, procedente de España, fue puesto a disposición del juez primero de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas, quien en abril 2010 giró una orden de aprehensión en su contra por los delitos mencionados.

Ayer, al ser entregado en la comandancia de la Policía Nacional en el aeropuerto de Barajas, Paniagua –escoltado por los dos agentes de INTERPOL-México y una fiscal– viajó en un vuelo comercial (002) de la aerolínea Aeroméxico, que partió de Madrid pasadas las 18:00 horas.

El pasado viernes 13, el consejo de ministros –que preside el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero–, aprobó la extradición a México de Kelu, de origen español y naturalizado mexicano.

Tras huir de México, Kelu entró a España, y el 21 de mayo de 2010 fue capturado por agentes de la INTERPOL en la ciudad de Toledo, donde trabajaba de mesero.

Sobre el indiciado pesaba una ficha roja de búsqueda internacional, a petición del gobierno mexicano, según informó entonces un comunicado de la Procuraduría General de la República (PGR).

Luego de que Paniagua fue internado en el Cefereso de Tamaulipas, alrededor de 100 miembros de la Iglesia Cristiana Restaurada marcharon este miércoles por avenida Paseo de la Reforma, frente a las nuevas oficinas del Senado, y se manifestaron frente a la PGR para exigir la liberación de su líder.

Según los manifestantes, la dependencia federal inventó pruebas para encarcelar a Kelu, acusado de ser el presunto responsable de la desaparición de 14 niños (tres de ellos ya recuperados) del albergue Casitas del Sur, gestionado por la asociación civil Reintegración Social, vinculada con la Iglesia Cristiana Restaurada.

Los organizadores de la manifestación aseguraron que continuarán con su reclamo en varias dependencias, hasta que su líder espiritual sea liberado.