Despellejan a dos hombres en Guerrero; asesinan a cuatro más

viernes, 10 de junio de 2011
CHILPANCINGO, Gro.- (apro).- Dos hombres fueron desollados y sus restos colocados frente a la sede de la Procuraduría General de Justicia Estatal (PGJE), al sur de esta capital. Junto a los restos humanos fue colocado un narcomensaje donde le exigen al titular de la dependencia, Alberto López Rosas, que deje de apoyar a policías ministeriales que presuntamente están vinculados con La Familia Michoacana. Previamente fue subido un video a  Youtube titulado "se los va a cargar el payaso jajaja", donde aparece un hombre sentado, visiblemente golpeado, con el torso descubierto, las manos atadas hacia atrás y un pedazo de cinta canela enredado en la frente. La víctima, quien se asume como exmiembro de la Policía Ministerial (PM), leyó un mensaje en el que acusa: “Señor procurador mi nombre es Priscilano Méndez Aguilar, nueve meses estuve trabajando para la Policía Ministerial, de los cuales cuatro estuve en la guardia, cinco meses me mandaron con el comandante Humberto, el cual me dijo que me iba a contratar para que yo formara parte de la Familia Michoacana, me iba a pagar un poquito más y que de ahí nos íbamos a ir a la ciudad de Iguala, que él solo me iba a decir las órdenes para que las llevara a cabo, que él tenía muchos conocidos, incluso un director de Seguridad Pública que se llama Abraham Alemán García, el cual está vinculado con la Familia Michoacana”. Agrega: “este mensaje va dirigido, señor procurador, licenciado, Alberto Rojas López, le pido por favor que no apoye más al señor Humberto Velásquez Delgado, alias El Guacho, usted sabe que anda con la Familia Michoacana”. Y concluye: “Saúl Cota, Vicente Salvador González, Arturo Ocampo Blas, Abraham Alemán García, director de Seguridad Pública, tienen 24 horas pa’que se den de baja o no sigan apoyando a la Familia Michoacana o les va a pasar lo mismo que a mí”. Por la tarde, la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPyPC) había reportado el hallazgo de dos hombres degollados y sin la piel del rostro que fueron tirados sobre la carretera federal Chilpancingo-Iguala, en las inmediaciones del municipio de Tepecoacuilco y que extraoficialmente se informó que pertenecen a los restos humanos que dejaron por la noche en esta capital. Fuentes oficiales señalaron que este hecho está relacionado con la disputa de la estratégica plaza de Iguala entre los remanentes del cártel de los Beltrán Leyva que operan en esta capital y una célula al servicio de La Familia que tiene el control de gran parte de la región de Tierra Caliente, Zona Norte e Iguala. Desde hace seis años han sido constantes los señalamientos en contra del comandante Humberto Velázquez Delgado "El Guacho", sobre sus presuntos vínculos con el narcotráfico, pero en febrero fueron más evidentes luego de que resultó ileso de un ataque perpetrado por un comando sobre el tramo carretero Chilpancingo-Zumpango, donde murieron cuatro de sus escoltas. Posteriormente, los remanentes del cártel de los Beltrán Leyva que operan en Chilpancingo se adjudicaron esta agresión y acusaron a Velázquez Delgado de "traidor" y reiteraron sus amenazas de muerte. Las mismas fuentes señalan que Abraham Alemán García, quién es señalado en el video difundido ayer como "director de Seguridad Pública", es el titular de esta área en el municipio de Iguala y también ha sido acusado, en otra ocasiones, de haber traicionado al reducto de los Beltrán Leyva que opera en esta capital. Aparte, en el municipio de Tlacoapa fueron asesinados en su domicilio: Apolinar Cristino Mejía, Eusebio Cristino Mejía, Narciso Olguín Cristino y Esther Cristino Mejía. Dos mujeres fueron heridas por este ataque, perpetrado por un comando.