Culpa Calderón a armerías de EU por miles de muertes en México

lunes, 13 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa acusó hoy a la industria armamentista estadunidense por las miles de muertes que están ocurriendo en México. “Acuso y exijo que se ponga orden en ese tema”, expresó el mandatario, quien dejó claro que no se trata de reformar la Constitución de Estados Unidos sino de restablecer la ley que prohibía la venta de armas de asalto, con la que “iríamos de gane en muchas cosas”. En una reunión con la comunidad mexicana de San José, sostuvo que en lo que va de su administración se han asegurado 104 mil armas, de las cuales más de la mitad son rifles de asalto AK-47 o AR-15, más de 11 millones de cartuchos y 10 mil granadas, de los cuales por lo menos 85 por ciento fueron vendidos en una armería de Estados Unidos. Calderón Hinojosa recordó que la prohibición para vender armas de asalto en Estados Unidos expiró en 2004 “y pueden ver cómo claramente la violencia empezó a crecer desde 2005 y por supuesto que tomó una espiral hacia arriba durante estos últimos seis años’. El mandatario abordó en su discurso el tema de la seguridad en México y lo ligó con el tráfico de drogas hacia la Unión Americana, donde el consumo “sigue a todo lo que da, y no sólo eso: el negocio de las armas”, dijo. Recordó que en la presentación que tuvo en el Congreso de esa nación en mayo de 2010 puntualizó que “esas armas no están yendo a las manos de los buenos ciudadanos americanos, están yendo a las manos de criminales que hoy están matando a mexicanos”. Acompañado por su esposa, Margarita Zavala; por la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa Cantellano, el presidente añadió que esas armas un día pueden matar también, como de hecho ocurrió con el agente Zapata, a ciudadanos de Estados Unidos. Por ello se preguntó ¿Por qué sigue este negocio de armas?, y él mismo respondió: “por el lucro, por las ganancias que le produce a la industria armamentista norteamericana este asunto”. Ante cientos de integrantes de la comunidad mexicana, el titular del Ejecutivo mexicano llamó a que se tomen medidas, “porque este no es un problema sólo de México, este es un problema de corresponsabilidad”.

Comentarios