Niños, mano laboral preferida por las mineras: Familia Pasta de Conchos

lunes, 13 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En México, la contratación de niños para trabajar en las minas viola de manera flagrante el Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), denunció Carlos Rodríguez Rivera, integrante de la Organización Familia Pasta de Conchos. Durante su participación en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil el día de ayer, Rodríguez denunció ante la OIT que para “bajar los costos de producción”, las mineras en México prefieren contratar a menores de edad; dijo que es más es fácil esconderlos cuando se presentan los inspectores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS). La Organización Familia Pasta de Conchos, añadió, ha identificado al menos seis lugares, inspeccionados por la STPS durante el año pasado, donde laboraban 15 jóvenes de entre 14 y 17 años de edad. Prueba de ello, dijo, es que es el caso de Jesús Fernando Lara, de 14 años, quien sobrevivió a un accidente ocurrido el pasado 3 de mayo en el Pocito Tres de la minera Beneficios Internacionales del Norte, en Sabinas, Coahuila. El adolescente vive ahora con un brazo amputado, producto del accidente; además, agregó, se tienen pruebas de que ya no estudiaba para dedicarse al trabajo de minería y que le pagaban 900 pesos a la semana. Según Rodríguez, en los llamados “pocitos” de las minas de carbón, los niños y jóvenes que no han alcanzado la estatura adulta resultan muy útiles porque se les facilita trasladarse por los estrechos espacios. Además, por la forma como están dispuestos los espacios es fácil esconderlos cuando se presentan los inspectores de la Secretaría del Trabajo y, por supuesto, resulta más barato contratarlos porque les pagan menos que a los adultos, apuntó.