La Iniciativa Mérida, una "propina de EU a México", acusa Fox

martes, 14 de junio de 2011
BOCA DEL RÍO, Ver. (apro).- El expresidente Vicente Fox consideró que la ayuda que el gobierno estadunidense le otorga a México, a través de la iniciativa Mérida, “no es más que una propina para no ensuciarse las manos de sangre”. El político guanajuatense insistió en que su sucesor en la Presidencia, Felipe Calderón, debe sacar al Ejército de las calles, legalizar la droga y dejar de “hacerle la tarea” a Estados Unidos en el combate al narcotráfico, cuando México “lo está pagando con sangre”. Luego de la clausura del Programa de creación de empleos y liderazgo basado en fortalezas, organizado por el Grupo Gallup y el Centro Fox, evento al que acudió el gobernador Javier Duarte, Fox Quesada sostuvo que, con la Iniciativa Mérida, Estados Unidos sólo está dando “una propina” a México “en pago a la factura de sangre, muerte y violencia” que está generando en el país la guerra contra la delincuencia. En entrevista, el propio Fox cuestionó: ¿Quién la lleva (la droga) a los mercados de Estados Unidos? ¿Quién la vende? ¿Quién cobra? ¿Quién lava el dinero? y, se respondió. “Son ellos, por supuesto que son ellos. Creo que ya estuvo bueno de estar haciéndoles la tarea”. E insistió: “A Estados Unidos hay que marcarles un alto, pues no basta con que muestren su preocupación, ellos tendrían que legalizar el consumo, reducirlo y tendrían que limitar a grado extremo la circulación libre de las armas en aquel país y crear una política de desarrollo en oportunidades iguales”. En ese sentido, reiteró, “mi postura y mi propuesta es de manera urgente legalizar el consumo de drogas y salirnos de esta trampa y mezcolanza de la salud y violencia, arrebatar a los cárteles estos billones y billones de dólares que se llevan y recogen en el mercado norteamericano”. También insistió en la urgencia de que el Ejército se retire de las tareas policiacas, “pues creo que esa tarea debe quedar en manos de las policías municipal, estatal y federal, y descargar a los gobernadores y alcaldes la responsabilidad de traer armonía y paz a nuestras comunidades”. Un tercer punto, subrayó Fox, tiene que ver con la creación de oportunidades de empleo para que se produzca menos migración y para que los jóvenes no encuentren en la delincuencia una forma “natural de subsistencia. Que tengan oportunidad de ir a la universidad para tener empleos y no estar trabajando para los cárteles”.

Comentarios