Acusan al obispo Onésimo Cepeda de cohecho y tráfico de influencias

viernes, 17 de junio de 2011
MÉXICO, D.F., 17 de junio (apro).—El abogado de la empresa Arthinia Internacional, Xavier Olea Peláez, reiteró hoy que presentará una queja formal ante el Consejo de la Judicatura Federal (CJF), debido a que el obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, “compró” a dos magistrados de un tribunal colegiado para que lo liberarán de una orden de aprehensión. Olea Peláez señaló que el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Sergio Valls, fue quien, por instancias del obispo, influyó en dos magistrados del Octavo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Distrito Federal para que fallaran a favor de Onésimo. Indicó el abogado que el acuerdo entre el obispo y el ministro Sergio Valls se concretó durante la fiesta de cumpleaños de este último, celebrada en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en mayo pasado. “Yo creo que el ministro no debió haber invitado al señor obispo, porque éste tenía en ese momento un problema judicial, y él como ministro es parte del poder judicial”, dijo hoy el abogado Olea, en entrevista radiofónica con Carmen Aristegui, en MVS Radio. Olea aseguró tener testigos de que Onésimo dijo que ya había “comprado a dos magistrados” del tribunal colegiado, que resultaron ser José Pablo Pérez Villalba y Manuel Baraibar, quienes lo libraron de ir a la cárcel. Debido a estos hechos, agregó Olea, pudiera existir el delito de cohecho y tráfico de influencias. Y adelantó que también presentará una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra el obispo de Ecatepec. Ayer jueves, tan pronto el tribunal colegiado dio a conocer su sentencia, Olea acusó de “corrupto” al ministro Sergio Valls: “Presentaremos ante el Consejo de la Judicatura Federal una queja contra el ministro de la Suprema Corte, Sergio Valls, por corrupto”. Con el fallo del tribunal colegiado, el obispo ganó el pleito legal en el cual era acusado de simular un préstamo de 130 millones de dólares –mediante un pagaré que él supuestamente falsificó—con el fin de apoderarse de una valiosa colección de arte perteneciente a Arthinia Internacional, que por este hecho lo demandó por fraude.

Comentarios