Llama Cordero a cerrar filas contra el crimen organizado

miércoles, 22 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, aseguró hoy que la guerra del gobierno federal contra el narcotráfico “es una lucha por la seguridad, por la paz y por la tranquilidad”. Al participar en la reunión plenaria de los grupos de Acción Financiera Internacional (GAFI) y de Acción Financiera de Sudamérica (Gafisud) -organizaciones intergubernamentales dedicadas a combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo-, el también aspirante presidencial soltó: “La lucha contra el crimen es una lucha por la seguridad, por la paz, por la tranquilidad; es el momento de cerrar filas y de entender que el enemigo son los criminales. Es un momento de llegar a una política de Estado, en el que participen los tres órdenes de gobierno, los poderes públicos y la sociedad”. El titular de la SHCP señaló que, como parte de la guerra contra el crimen organizado, que hasta ahora arroja un saldo de 40 mil muertos, las prioridades del gobierno encabezado por Felipe Calderón son “la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo”. Y añadió que “la lucha contra estos flagelos no es responsabilidad única de los países. Es necesario el esfuerzo conjunto de la comunidad internacional, porque sólo así se podrá enfrentar eficientemente a la delincuencia, en particular el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo”. La semana pasada, Cordero sostuvo ante la cúpula empresarial que, de llegar a la Presidencia en el 2012, continuará con “la lucha frontal contra la delincuencia y el crimen organizado”. En esa encerrona llevada a cabo en el Club de Industriales, el funcionario federal advirtió: “Si la gente cree que el cambio de estrategia es estar, como estábamos antes, y no hacer las cosas, yo creo que no, es engañarse y engañar a la sociedad”. Hoy, ante las autoridades del GAFI y el Gafisud, Cordero sostuvo que México cuenta con una estrategia para la prevención y combate al lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, “con lo cual ha impedido que organizaciones criminales dispongan de ganancias económicas”. También presumió que las restricciones a operaciones en efectivo de dólares estadunidenses, puestas en marcha a mediados del año pasado, reducen el riesgo de que recursos en efectivo de procedencia ilícita ingresen al sistema financiero mexicano.

Comentarios