Mata agente fronterizo a mexicano en Tijuana; SRE condena el crimen

miércoles, 22 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- José Alfredo Yáñez Reyes fue asesinado de un disparo en la cabeza por un agente de la Patrulla Fronteriza, cuando intentaba cruzar hacia Estados Unidos. Los hechos ocurrieron alrededor de las 20:00 horas de ayer, en la avenida Internacional de Tijuana, Baja California, a la altura de la colonia Castillo, cuando el mexicano, de 40 años –quien iba acompañado de su esposa Mayra Paredes Niño, de 18 años, y un niño de seis años–, supuestamente lanzó piedras a los agentes migratorios cuando éstos los detectaron. En respuesta, el uniformado estadunidense disparó contra el migrante, quien falleció minutos después. De acuerdo con el vocero de la Patrulla Fronteriza, Steven Pitts, Yáñez Reyes y otro hombre agredieron a dos agentes estadunidenses después de que cruzaron ilegalmente la frontera, aproximadamente 1.6 kilómetros (una milla) al oeste del puesto fronterizo de San Ysidro, en San Diego. Uno de los presuntos inmigrantes, dijo, saltó la barda fronteriza alrededor de las 19:30 horas del martes, y cuando estaba a punto de lanzarle una losa al agente fronterizo, éste realizó un número indeterminado de disparos. Además, señaló que otro de los agentes recibió una patada en el rostro y fue atendido en un hospital por lesiones que no eran de peligro. A raíz de ese incidente, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) condenó la muerte de José Alfredo Yáñez y exigió al gobierno estadunidense que se investigue la agresión contra el migrante mexicano. En un comunicado, la dependencia señaló que dicha exigencia será reiterada a través de la embajada de México en Washington y ante la embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México. “La cancillería reitera que el uso de armas de fuego para repeler ataques con piedras (...) representa un uso desproporcionado de la fuerza”, detalló la Cancillería. Asimismo, adelantó que las autoridades mexicanas contactarán a los familiares de la víctima para darles asistencia jurídica. Y recordó que el pasado 15 de diciembre, México y Estados Unidos emitieron una declaración conjunta sobre prevención de la violencia en la frontera para evitar este tipo de accidentes. A la muerte de Yáñez Reyes se suma la de Sergio Adrián Hernández, de 14 años, quien en junio de 2010 recibió un balazo en el ojo por parte de agentes fronterizos, cerca del Puente Negro, en Ciudad Juárez, Chihuahua. En esa ocasión, testigos y amigos de la víctima dijeron a peritos de la Subprocuraduría de Justicia del Estado Zona Norte, que el adolescente “acostumbraba, con otros amigos, jugar en las inmediaciones del río Bravo”. Allí cayó abatido de un disparo en la cabeza que un agente realizó desde el lado estadunidense, sin causa aparente.

Comentarios