Imposible aprobar reforma política y aplicarla en 2012: Rojas y Blake

jueves, 23 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- A una semana de que se realicen las elecciones para gobernador en el Estado de México, el coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas, y el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, coincidieron en que técnicamente es imposible que se apruebe una reforma política en el periodo extraordinario y que aplique para las elecciones presidenciales de 2012. Desde el lunes de la semana pasada, Felipe Calderón Hinojosa pidió al Poder Legislativo convocar a un periodo extraordinario para que se aprueben por lo menos diez leyes, de las cuales existe una minuta que fue avalada en el Senado de la República pero que están “atoradas” en la Cámara de Diputados, entre ellas, la reforma política. La solicitud del Poder Ejecutivo llegó al siguiente día, el martes 14, a la Comisión Permanente, que la remitió a la Primera Comisión de Gobernación para su análisis y dictamen. Desde ese día, en diversos foros el secretario de Gobernación ha planteado la necesidad de convocar a un periodo extraordinario. Este jueves  le tocó “cabildear” con el coordinador de los priistas en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas, quien forma parte de la Comisión Permanente. En el encuentro, que fue privado, ambos funcionarios coincidieron en que “técnicamente” es imposible que se apruebe en un periodo extraordinario la reforma política y que entre en vigor para el siguiente año de elecciones presidenciales. Para que la reforma política se aplicara en las elecciones presidenciales del próximo año, el Congreso debe de aprobarla antes del 30 de junio. “Bajo la realidad democrática que vive el país, antes del plazo del 30 de junio que establece la Constitución, sería inevitable (sic) que hubiera un dictamen”, explicó Francisco Rojas a través de un comunicado de prensa. Y es que después de ser avalada en la Cámara tendría que aprobarse, por lo menos, en 17 Congresos locales. Ese proceso, admitieron, rebasaría la fecha límite. Entrevistado después del encuentro, Rojas Gutiérrez sostuvo que expuso ante Blake la disposición de su partido para que se realice un periodo extraordinario, pero aclaró que éste no ocurrirá antes del 3 de julio próximo, fecha en que se realizará la elección para gobernador en el Estado de México. Además, advirtió que aunque existe disposición, el periodo extra  tiene que ir acompañado de “los dictámenes en materia laboral, política y de seguridad nacional, entre otras”. En cuanto haya dictámenes, dijo, el PRI los discutirá y tiene la disposición de aprobar las reformas, dijo. Sin embargo, reiteró, aún no hay dictámenes y sin ello no puede haber periodo extraordinario. Por su parte, Francisco Blake Mora, secretario de Gobernación, según la versión de Rojas Gutiérrez, se comprometió a hacer un llamado a los diputados de su partido, el PAN, para que aquellas comisiones que presiden, como las de Gobernación, Hacienda y Seguridad Pública “entreguen los dictámenes en materia de seguridad nacional, lavado de dinero, función pública, entre otras, que le son indispensables al país”. En el caso del dictamen de la Ley de Seguridad Nacional, éste deberá estar listo el 27 de julio, según la promesa del propio presidente de la Comisión, el panista Javier Corral, y en donde se deben de incluir las propuestas de diversos organismos de derechos humanos que participaron en los foros sobre seguridad que recientemente concluyeron. Los foros para la reforma laboral concluirán los primeros días de agosto, según lo acordaron en la propia Comisión del Trabajo que preside el PRI. Así los tiempos, es imposible que se presente un periodo extraordinario antes de la primera semana de agosto; por ello, al término del encuentro entre el secretario de Gobernación y el coordinador de la fracción del PRI (partido que tiene detenidas las reformas), no pudieron precisar si habrá o no periodo extraordinario y mucho menos establecer una posible fecha.  

Comentarios