Incumple México con estándares mínimos sobre trata de personas, acusa EU

lunes, 27 de junio de 2011
WASHINGTON (apro).- El gobierno estadunidense nuevamente reprobó al de México en materia de la lucha contra la trata de personas, al señalar que incumple con los estándares mínimos para la eliminación del tráfico de seres humanos. En su reporte anual sobre El estado del tráfico de personas en el mundo, correspondiente a 2010, el Departamento de Estado destaca que aunque el gobierno de Felipe Calderón sigue haciendo esfuerzos para combatir este flagelo, las autoridades mexicanas permanecen en la segunda categoría, es decir, incumplen con el mínimo de estándares para la erradicación de la trata de personas. “México es una gran fuente de tráfico de personas, de tránsito y destino. El gobierno de México no cumple son los estándares mínimos para la eliminación del tráfico de personas”, sentencia el informe del Departamento de Estado, que se divide en tres categorías: En un primer apartado, coloca a los países que cumplen con los estándares de combate al tráfico de personas; en la segunda categoría, donde quedó nuevamente México, a los que no los cumplen pero que siguen avanzando hacia el objetivo, y en la tercera a los que definitivamente no hacen nada para eliminar ese flagelo. El gobierno de Calderón está “haciendo esfuerzos significativos” para la eliminación del tráfico de personas, anota el reporte, para luego destacar que “tomando en cuenta la magnitud del problema, aún sigue siendo inadecuado el número de casos de investigación en esta materia; los encausamientos de personas que cometen este delito; de sentencias, y de los fondos que destina el gobierno para proveer servicios a las víctimas”. El Departamento de Estado enfatiza que por encima de que el gobierno de Calderón reconoce la seriedad del problema de trata de personas en México, “organizaciones no gubernamentales y representantes del gobierno reportan que algunos funcionarios locales toleran y, en algunas ocasiones, son cómplices en el tráfico, lo que impide la instrumentación de las leyes contra ese flagelo”. El reporte también establece que las características de las víctimas del tráfico de personas en México siguen siendo las típicas: hombres, mujeres y niños sujetos a la explotación sexual y laboral. Sin embargo, mujeres, niños, indígenas e indocumentados siguen siendo considerados como los grupos más vulnerables al tráfico de personas. Y para el caso exclusivo de los mexicanos, el gobierno de Barack Obama apunta que las mujeres, niñas y niños de poblaciones rurales que sufren de la pobreza, son las víctimas favoritas para la explotación sexual en Estados Unidos y en el mismo territorio mexicano. Estas personas, advierte, son víctimas del engaño sobre oportunidades de empleo, de relaciones sentimentales y de promesas de matrimonio. “Durante 2010, la mayoría de las víctimas del tráfico de personas fueron identificadas como originarios de los estados de Chiapas, Veracruz, Puebla, Oaxaca y Tlaxcala. Y la mayor fuente de víctimas para la explotación sexual en Estados Unidos y México es el municipio de Tenancingo, en Tlaxcala”, puntualiza el reporte. Sobre los migrantes centroamericanos, el gobierno de Estados Unidos destaca que la mayoría son ciudadanos de Guatemala, Honduras y El Salvador. Respecto de las víctimas que pasan por México en ruta principalmente a Estados Unidos y, en menor nivel, a Canadá y Europa, las personas que sufren este abuso proceden de Sudamérica, Caribe, Este de Europa, Asia y África.

Comentarios