Matan a tres en Chihuahua, ejecutan a siete en Guerrero y descuartizan a uno en Morelos

jueves, 30 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La violencia generada por el crimen organizado dejó un saldo de al menos 11 personas muertas en distintos hechos registrados en el país. En Ciudad Juárez, Chihuahua, un comando irrumpió en una vivienda y asesinó a tres personas que habitaban en ella durante la madrugada de este jueves en el poblado El Barreal, localizado en el Valle de Juárez. Los primeros informes apuntan a que el ataque se perpetró a las 03:30 horas en el domicilio ubicado en las calles Zacatecas y Durango, en la localidad perteneciente al municipio de Guadalupe, 80 kilómetros al oriente de Juárez. Ahí fueron encontrados los cuerpos de tres personas identificadas por vecinos como Omar Pérez, de 39 años; María de Jesús González, de 38 y Priscila González, de 17. Un bebé de seis meses que se encontraba en la vivienda habría sobrevivido después de que los asesinos le perdonaran la vida, según los vecinos, quienes descubrieron e informaron a las autoridades del triple homicidio. En Morelos, una persona fue encontrada descuartizada dentro de bolsas de plásticos halladas en un bote a un costado de Plaza Galerías Cuernavaca, ubicada a la altura del kilómetro 87+850 de la autopista México-Acapulco. Las autoridades del estado indicaron que una patrulla que transitaba por el lugar reportó el hallazgo de la víctima, cuya identidad se desconoce. Elementos de la secretarías de Seguridad Pública (SSP) estatal, Protección y Auxilio Ciudadano (SPAC) de Cuernavaca y elementos de la Policía Federal (PF) resguardaron la zona. En tanto, policías ministeriales de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) realizaron las indagatorias de ley mientras personal del Servicio Médico Forense (Semefo) levantó del cadáver. Finalmente, en Guerrero, la SSP estatal informó del asesinato de siete personas en distintos puntos turísticos de la entidad. El primer hecho violento se registró a las 07:00 horas en Zihuatanejo, región de la Costa Grande, donde fueron hallados los cuerpos de dos hombres acribillados que fueron tirados frente a un módulo de la policía municipal, ubicado en la colonia La Esperanza, sobre el tramo carretero Zihuatanejo-Petatlán. Las víctimas presentaban huellas de tortura y sobre los cadáveres había un narcomensaje escrito en cartulina cuyo contenido no fue dado a conocer por la SSP. Unas dos horas después se hallaron los cadáveres baleados de dos exelementos de la desaparecida Policía Judicial en el portamaletas de un vehículo tipo Bora, abandonado a 100 metros de las instalaciones del Ejército de Salvación, ubicado en la calle Punta Girda del fraccionamiento Mozimba. La policía estatal informó que en el asiento trasero se encontró un narcomensaje pero tampoco reveló su contenido. Al lugar arribaron elementos de las Bases de Operaciones Mixtas Urbanas, quienes encontraron los cuerpos de los dos exagentes. Uno de los asesinados fue identificado como Raymundo Rodríguez, quien fungía como jefe de seguridad del condo-hotel Torres Gemelas. En otro hecho violento, se encontraron dos cuerpos más de dos personas de 35 y 25 años, quienes fueron asesinados a balazos en la costera Miguel Alemán, en Acapulco. Elementos de las Operaciones Mixtas que acudieron al lugar informaron que localizaron un taxi con número económico 1012, color azul con blanco. Señalaron que en el asiento al lado del conductor se encontraba el cadáver de una persona del sexo masculino, de aproximadamente 35 años, con dos impactos de bala. Afuera del vehículo se encontró el cadáver de una mujer de unos 25 años, quien presentaba un impacto de bala en la garganta. Finalmente, en el municipio de Coyuca de Catalán, en la región de la Tierra Caliente, en la colonia Cantarranas, una persona de 42 años fue asesinada también a balazos. La víctima fue identificada como Fredy Torres Fuentes, quien se desempeñaba como abogado litigante.