Renuncia consejero del IFE a presidencia del Comité de Radio y TV

jueves, 30 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En un hecho sin precedente en dos décadas de historia del Instituto Federal Electoral (IFE) y en contra de un mandato del Consejo General, el consejero Francisco Guerrero renunció hoy repentinamente a la presidencia del Comité de Radio y Televisión. La decisión la tomó en protesta por la aprobación “sin consenso” del reglamento en la materia que también ha enfurecido a los radiodifusores del país. Exasesor del priista Emilio Gamboa Patrón y de ostensible identificación con las posiciones de la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), Guerrero se separó, también de manera irrevocable, de la presidencia de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos que asumió el 31 de octubre del 2010, cuando el Consejo General se quedó con sólo seis de los nueve consejeros. Hoy mismo, y en un hecho relacionado, se hizo efectiva la renuncia de Eduardo Rojas Vega como encargado del despacho del Registro Federal de Electores (RFE), cuya comisión preside precisamente Guerrero, quien lo impulsó para ese cargo y que asumirá Sergio Bernal Rojas, exvocal ejecutivo del IFE en Nuevo León y Baja California. Rojas Vega permaneció como encargado de despacho desde septiembre del año pasado y no logró ser ratificado en el cargo, debido a la desconfianza de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) por sus vínculos políticos y de negocios con prominentes priistas como Gamboa Patrón y el propio Guerrero, de quien fue asesor. Por la tarde, en el comunicado donde el IFE informó de la remoción de Rojas Vega, el consejero presidente, Leonardo Valdés, tuvo una fría reacción a la renuncia de Guerrero. “El consejero presidente del Instituto recibió del consejero electoral Francisco Guerrero la notificación de su decisión de separarse de las presidencias de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos y del Comité de Radio y Televisión, así como también formar parte de las mismas”. El presidente del IFE informó que esta notificación la hará del conocimiento del Consejo General en la próxima sesión. La renuncia de Guerrero se produjo durante la sesión de la Comisión de Radio y Televisión, que hasta hoy presidió, y ante el consejero Benito Nacif -Alfredo Figueroa, el otro integrante no asistió-, así como de los representantes de los partidos políticos, en que recordó su desacuerdo con los nuevos lineamientos tanto en la administración de los tiempos del Estado como en la regulación del derecho de réplica. “Como es sabido, el Consejo General del Instituto el pasado 27 de junio determinó por mayoría aprobar reformas al ordenamiento referido modificando de manera sustantiva la reglas bajo las cuales opera la administración de los tiempos del Estado en radio y televisión en materia electoral”, expuso. Y añadió: “Durante la discusión y aprobación de la propuesta de reforma expresé, con toda apertura y honestidad, mi disenso en torno al tema de los plazos y entrega de órdenes de transmisión y materiales de los partidos políticos y las autoridades electorales, he manifestado de manera reiterada mis diferencias con mis colegas Benito Nacif y Alfredo Figueroa en modificaciones sustantivas que desde mi óptica podrían alterar el nivel de cumplimiento rumbo al proceso electoral federal”. Según Guerrero, su renuncia es “un acto de congruencia y honradez”, y “resulta más conveniente para los trabajos futuros de dicho órgano colegiado mi separación definitiva del mismo con el propósito de que la mayoría que llevó a cabo los cambios más importantes al reglamento puedan abocarse ahora a la compleja implementación del nuevo modelo propuesto por ellos mismos”. La renuncia de Guerrero al Comité de Radio y Televisión y a la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos, que no tiene precedente en el IFE, fue recibida con simpatía por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), un bloque identificado con las televisoras y con el gobernador Enrique Peña Nieto, el más viable candidato presidencial priista. Sin embargo, la renuncia del consejero contraviene un acuerdo del Consejo General aprobado a finales de octubre del año pasado para que los presidentes e integrantes de las comisiones se mantuvieran en el cargo hasta la integración total de aquel órgano colegiado. La identificación de Guerrero con el PRI es manifiesta: La más reciente prueba de ello es que Jorge Arturo Orcí Cárdenas, asesor de Guerrero, asumió ese mismo cargo con Andrés Massieu, representante del PRI ante el Comité de Radio y Televisión. Massieu fue coordinador de asesores de la presidencia de la CIRT en 2006 y director general de ese año hasta 2009, cuando asumió como diputado federal priista. En el otro asunto relacionado con Guerrero, su amigo Rojas Vega tuvo que dejar el cargo de encargado de despacho del RFE en Sergio Bernal Rojas, que tendrá también el mismo carácter de transitorio, salvo que sea ratificado por el Consejo General. El semanario Proceso confirmó que los lazos de Rojas Vega con miembros del PRI se presentan, también, en el ámbito de los negocios: en mayo de 2007 fundó, en el Distrito Federal, la empresa Four Faces de México, uno de cuyos accionistas es Rodolfo Higareda Coen, excandidato priista a delegado de Alvaro Obregón. Aunque Rojas Vega fungió sólo como comisario de la empresa dedicada a la compraventa, importación, exportación y consignación de equipo de cómputo, su esposa, María Sofía Brandao Sampaio e Castro, es una de los cuatro accionistas, junto con Higareda Coen, María de los Ángeles Hernández Chávez y María de los Ángeles Jiménez Cortés, cada uno con 250 acciones. En marzo de 2009, cuando Higareda Coen fue candidato a delegado, dejó de ser administrador único y Rojas Vega cedió su lugar como comisario a Guillermo Quiñones Monsiváis. Hasta hace un año, uno de los directivos de la empresa era Raymundo Badillo Badillo, cuñado del consejero Guerrero.

Comentarios