Llama Sicilia en SLP a resistencia civil si gobierno no responde

domingo, 5 de junio de 2011

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P., 5 de junio (apro).- En su arribo a la Plaza del Carmen y frente al Teatro de la Paz de esta ciudad al frente de la Caravana por la Paz, Javier Sicilia llamó a la población a la desobediencia civil en caso de que el gobierno de Calderón no dé respuesta o atienda el contenido del Pacto por la Paz.

Recordó a los presentes en este recibimiento del segundo día de la Caravana que hay otros recursos e instrumentos legítimos a los cuales recurrir en lugar del odio, el resentimiento “o una mentada de madre” a funcionarios como Felipe Calderón, que se dejó escuchar por momentos entre los asistentes a la Plaza del Carmen.

“Ya basta de odios. Que el dolor que vivimos, que es inmenso, no sirva para construir el odio”, pidió Sicilia, quien entonces planteó que si el gobierno es omiso y sordo a los planteamientos de la Caravana y del Pacto Ciudadano por la Paz, se recurra a la resistencia civil o al boicot en el pago de impuestos.

Por primera vez Sicilia habló en una plaza pública de acciones de resistencia civil ante la posibilidad de que el gobierno federal no responda a los seis puntos del Pacto para la Paz y la refundación del país que se firmara en ciudad Juárez el 10 de junio.

Al mencionar estas acciones que implementó Gandhi en el proceso de independencia de la India y que funcionaron como la no violencia y la resistencia civil pacífica, Sicilia recibió aplausos de los potosinos, algunos de los cuales momentos antes lo habían increpado cuestionando soluciones.

Esta tarde los potosinos también hablaron de miedo. Muchos callaron, pero nuevos testimonios del dolor, de la pérdida de uno o varios hijos fueron narrados ante el micrófono por voces de padres que también dejaron ahí sus lágrimas.

Al dar la bienvenida a nombre de las organizaciones civiles que recibieron a la Caravana, Martín Faz agradeció la solidaria presencia de doña Conchita Calvillo, viuda del doctor Salvador Nava Martínez.

Después, describió el entorno potosino del miedo y la corrupción, al citar datos de la Encuesta Nacional sobre Inseguridad que ubica a esta entidad en el tercer lugar nacional en delitos como la extorsión y entre los 11 primeros en impunidad.

“Vivimos en un estado herido por el miedo, herido por la zozobra”, dijo Faz, al referir cuánto habían buscado a las víctimas de la inseguridad y la guerra presidencial contra el crimen organizado para que dieran su testimonio en esta plaza, y cuántos habían optado por callar. Callar por miedo.

Pero varios hombres se acercaron al micrófono y fueron desgranando la desgracia propia y la ajena. Habló el padre de Manolo, secuestrado en el bulevar Carranza -la avenida principal de la ciudad- hace un año y medio, quien no regresó con su familia a pesar de que se entregó el dinero que por él pidieron sus secuestradores, y de que se pidió la ayuda de los mandos de la 12ª Zona Militar.

Habló el padre de Moisés Gámez, secuestrado junto con Juan Francisco Medina y los hermanos Julio César y Marco Antonio Coronado en una fiesta de 15 años. Estudiantes todos, colaboraban en la campaña del actual gobernador priista Fernando Toranzo cuando fueron plagiados, en octubre de 2009. Ni esa relación ha servido para rescatarlos o saber su paradero.

“Estaban trabajando con Toranzo en su campaña, ¿y qué pasó?, ¿qué premio les dieron? Los secuestraron y no sabemos nada de ellos. ¿Qué recibimos? Nada, puras evasivas, no nos recibían las autoridades. Perdón que se me salgan las lágrimas, pero es un dolor que no se acaba nunca…”, cuestionó el padre de los Coronado..

Otro testimonio fue el del padre de un joven secuestrado en el Estado de México el 28 de mayo del 2007. “Mi hijo no ha encontrado la paz por la justicia que le estamos buscando… Peña Nieto no nos recibe; no hemos podido hablar con él; el sicario está identificado pero no lo han querido agarrar”, contó.

Educación y Ciudadanía; Frente Amplio Opositor; Pro San Luis Ecológico y la Casa del Migrante, así como académicos e investigadores del Colegio de San Luis fueron algunas de las asociaciones y particulares que recibieron a la Caravana, y cuyos representantes se integrarán a la firma del Pacto Ciudadano en Ciudad Juárez, informó Alma Nava, una de las organizadoras de la recepción.

“San Luis Potosí es un ícono en movilización ciudadana a partir del movimiento navista; pero después algo sucedió y la sociedad empezó a decaer. Confiamos en que este paso de la Caravana pueda aglutinar esfuerzos y que haga mover a la gente”, comentó Nava.

Para Javier Sicilia, orador final de este primer encuentro -mañana la Caravana estará temprano en Cerro de San Pedro para hacer un reclamo contra la Minera San Xavier, depredadora de la comunidad y los acuíferos de este valle- el recorrido va mostrando el agravio nacional.

“Lo que hemos venido encontrando es la suma de muchos dolores, de muchos horrores, de muchas víctimas que empiezan a visibilizarse, a visibilizar su dolor… al visibilizarlos le decimos al gobierno: mira, no somos cifras, no somos víctimas colaterales y no pueden tratarnos así porque eso es genocidio, son crímenes de lesa humanidad, eso es poca madre…”, dijo.

A lo largo de este camino, agregó, se está nombrando a la impunidad, que es “la otra cara de la moneda que es la inseguridad”.

Recordó que no es sólo el presidente Calderón quien no está cumpliendo con su función primordial de brindar seguridad a los mexicanos, sino las instituciones y todas las autoridades obligadas a ello.

Fue entonces cuando surgieron los chiflidos, las “mentadas” y luego las preguntas: “¿Cómo le vamos a hacer?” cuando Sicilia reclamó, enojado, que se responda con odio en lugar de tocar el corazón de los criminales y de toda la clase política “para que vuelvan a su condición fundamental” de actuar con ética.

“Hay otras armas, otros instrumentos que son legítimos”, respondió así el poeta. “Si no logramos que el gobierno responda, hay boicot, hay desobediencia civil. Se trata de dignidad”.

Comentarios