Regreso del PRI sería como el retorno de Santa Anna: AMLO

domingo, 5 de junio de 2011

MÉXICO, D. F., 5 de junio (apro).- El líder del Movimiento Regeneración Nacional  (Morena), Andrés Manuel López Obrador, pidió sus simpatizantes no dejarse engañar por la mafia en el poder que pretende convencer a la ciudadanía de que la solución a los graves problemas del país es el regreso del PRI a Los Pinos.

Durante su último mitin de su gira por todo el país, ante un zócalo abarrotado de simpatizantes, el excandidato presidencial sostuvo que el PRI y el partido en el poder, el PAN, son lo mismo, pero mucha gente “se está tragando ese plato de mentiras”, de que el país se recompondrá con el triunfo de Enrique Peña Nieto en la presidencia, en el 2012.

“Por eso tenemos que orientar y hacer conciencia, repetir y repetir que el PRI y el PAN son lo mismo, porque esa es la verdad. Los dejan que se peleen cuando se trata de elecciones municipales o estatales, pero cuando está de por medio mantener el régimen de corrupción y privilegios siempre se ponen de acuerdo”, indicó el exjefe de gobierno capitalino.

El tabasqueño dijo que está encarrilada la campaña para posicionar al PRI en el gobierno, pues en radio y televisión le están echando la culpa de todo a Felipe Calderón y pretenden hacer olvidar a los mexicanos que la crisis económica del país se gestó durante los gobiernos priistas.

Puso ejemplos, desde 1989 sobre la actitud de legisladores priistas y panistas para aprobar leyes en detrimento de los mexicanos, como el Plan Nacional de Desarrollo impuesto por Carlos Salinas de Gortari que permitió la venta de empresas públicas al sector privado, como Telmex, Ferrocarriles Nacionales, Mexicana de Aviación, Altos Hornos de México, Televisión Azteca, Siderúrgica Lázaro Cárdenas, ingenios azucareros, fábricas de cartones, entre otras.

También se refirió a las mineras que en 1992 priistas y panistas entregaron a Peñoles, Grupo México y Grupo Carso; a la ley secundaria violatoria de la Constitución que permite a empresas privadas generar energía eléctrica; el aumento del IVA, la creación de las Afores, el Fobaproa, entre otras cosas.

Finalmente, se congratuló de haber frenado la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT), en la cual se pretende que a partir de un raquítico salario mínimo se contrate a trabajadores por hora, por temporada, sin derecho a una indemnización o a alguna prestación social.

“Con sólo este recuento de reformas aprobadas por los partidos de la mafia en el poder nadie debería dudar que el PRI y el PAN están desde hace algún tiempo fusionados y representan los mismos intereses. Por eso tampoco es exagerado sostener que la maniobra del regreso del PRI a la presidencia sería como el retorno de Antonio López de Santa Anna, acabarían con todo”, indicó.

Asimismo, manifestó el apoyo de Morena con la lucha de quienes se oponen a la construcción y de la presa El Zapotillo, en Jalisco; con los afectados por la Minera canadiense San Xavier, en San Luis Potosí; trabajadores electricistas, de Mexicana de Aviación y “a los mineros agravados por la injusticia”.

Mostró su solidaridad con las familias de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos que exigen la recuperación de los restos de sus familiares sepultados, así como del Pozo Tres en Coahuila.

“Mandamos un abrazo fraterno a los padres de los niños de la guardería ABC en Sonora. Manifestamos nuestra adhesión a quienes luchan por detener la guerra estúpida de Calderón que ha causado mucho dolor y sufrimiento, en particular a más de 40 mil asesinados y desaparecidos. Y nuestra más enérgica protesta por todas las víctimas de este régimen inhumano, de codicia e impunidad”, señaló.

Por eso, solicitó a sus seguidores que voten por el cambio en el Estado de México y ayuden a Alejandro Encinas a ganar la elección a gobernador de la entidad, porque ese sería el primer paso para ganar la elección presidencial en 2012.

Al hacer un balance del movimiento, López Obrador informó que Morena tiene 31 mil comités sectoriales en todo el país y en diciembre tendrán cubierto el territorio nacional y ya tienen comités en Estados Unidos. Por eso, el domingo 11 de junio encabezará un mitin frente a la alcaldía de Los Ángeles, California.

Antes, Encinas, quien acompañó a López Obrador en este evento después de realizar actos de campaña en Toluca, Estado de México, agradeció el apoyo de Morena a su campaña por la gubernatura, lo cual, afirmó, ha permitido recuperar la unidad de las izquierdas y conformar de nueva cuenta la mayoría de votos para ganar la elección que, en el estado de México es de Estado, indicó.

Aquí se enfrentan al grupo Atlacomulco, fundado por Carlos Hank Rhon, padre del exalcalde de Tijuana detenido el sábado en poder de 88 armas de fuego y más de nueve mil cartuchos.

“Necesitamos un cambio de rumbo. Queremos una nueva forma de gobierno. Se necesita una nueva moral pública, combatir la impunidad. Las instituciones políticas sólo tienen sentido si resguardan los derechos políticos. Vamos a dar el primer paso para que en el 2012 volvamos a ganar la presidencia”, apuntó.

Claudia Sheinbaum, coordinadora nacional de los comités, se refirió a la marcha por la paz liderada por el escritor, poeta y colaborador de Proceso, Javier Sicilia, y la consideró como la respuesta ciudadana al clima de violencia imperante en la nación.

“Morena se solidariza con el reclamo de No más sangre”, dijo y calificó como político el origen de la inseguridad nacional.

Encinas señaló que el gobierno es culpable de la violencia y por eso en la marcha por la paz del 8 de mayo pasado, la gente gritaba que se fuera a Calderón, porque nadie cree en que el gobierno no sea culpable de la situación del país.

“La guerra contra el narco se ha traducido en la militarización del país. El problema es político por eso apoyamos todas las movilizaciones contra la violencia”, expresó.

Al mitin asistieron los dirigentes del PT y Convergencia, Alberto Anaya y Luis Walton, así como representantes del gobierno capitalino como Martí Batres, secretario de Desarrollo Social y legisladores locales y federales simpatizantes de Morena y seguidores de López Obrador, entre otros.